Karlos Arguiñano en tu cocina

Platos de cuchara para hidratarnos

Platos de cuchara para hidratarnos

Autor:

La nutricionista hace un análisis del valor nutritivo de la receta de Sopa de berza con brick de morcilla de Karlos Arguiñano.

Plato de cuchara con vegetales:

Los platos de cuchara con vegetales son siempre una buena manera de hidratarnos, es decir, de beber agua. Se trata de un agua rica en minerales de gran efecto diurético, que nos ayuda a orinar y a eliminar la retención de líquidos.

En general se trata de platos de gran efecto saciante sin aportar apenas calorías, de manera que se recomienda empezar las comidas principales con un buen plato de verduras para así controlar mejor nuestro comportamiento alimentario.

Recordad que las verduras tienen todas las vitaminas salvo la B12 y la D.

Parte de estas vitaminas se pierden con la cocción, de manera que aparte del plato de cuchara, se recomienda siempre la presencia de una ensalada hecha con verduras crudas que aporten todas sus vitaminas.

Berza:

Nos previene del cáncer, siendo muy interesante para prevenir el cáncer de mama y próstata.

Diurética y ligeramente laxante, se trata de una verdura con gran efecto depurativo.

La berza también es buena para los huesos.

Sin embargo, no es recomendable para personas con tendencia a tener problemas de tiroides.

Puede producir gases en personas sensibles. 

Su fibra exige que se mastique muy bien ya que pueden resultar indigesta.

La parte verde de la berza es la más rica en vitaminas. 

Tocino fresco:

El tocino lo colocaremos en la punta de la pirámide, ya que se trata de una carne de escaso valor nutricional que nos aporta grasas saturadas responsables del aumento de colesterol.

Morcilla de arroz:

Embutido que nos aporta muchas calorías y grasas que hacen aumentar los niveles de colesterol, de manera que se tratará de un alimento de consumo ocasional.

Una lámina de pasta brick:

La pasta brick se encuentra dentro del grupo de los cereales, alimentos de presencia diaria que nos deben aportar más de la mitad de las calorías que ingerimos diariamente.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De entrante comeremos una ensalada de verduras y de postre una macedonia de frutas y un yogur con frutos secos.

Comida:

Cena: