Karlos Arguiñano en tu cocina

Bacalao, bajo en grasas y fácil de digerir

Bacalao, bajo en grasas y fácil de digerir

Autor:

La nutricionista hace un análisis del valor nutritivo de la receta de Bacalao al pil-pil tradicional de Karlos Arguiñano.

Bacalao:

Consumir pescado en nuestra dieta 4 días a la semana nos ayudará a evitar la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

El bacalao es un pescado blanco que nos aporta proteínas de calidad y apenas tiene grasas.

Se digiere con facilidad y no tiene apenas espinas, de manera que se recomienda a niños y a personas mayores.

Mejor fresco que el salado, sobre todo para las personas con tensión alta.

Pan de chapata:

El pan que añadimos a la receta representa al cereal que debe estar presente en todas las comidas, aportándonos hidratos de carbono, proteínas que se complementan con las del bacalao, vitaminas, minerales y fibra.

El pan no engorda, todo lo contrario. Sus azúcares nos ayudan a regular la sensación de hambre, contribuyendo a que mantengamos un buen comportamiento alimentario, ayudándonos a no picar entre horas y así mantener el peso.

Deberemos tener cuidado con el aliño que lo acompaña a base de aceite, ya que incrementa considerablemente el aporte calórico del pan.

Aceite de oliva virgen extra:

El aceite de oliva virgen extra ayuda a prevenir la arteriosclerosis por efecto de los antioxidantes que contiene y por la presencia de grasas insaturadas. Además, produce un mejor funcionamiento del estómago, del páncreas y del intestino, siendo un remedio muy eficaz contra el estreñimiento.

También posee un efecto protector sobre la piel debido a su riqueza en antioxidantes, colabora en el mantenimiento del sistema hormonal, estimula el crecimiento y mejora la absorción del calcio y la mineralización de los huesos.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De primero comeremos unas legumbres y de postre una fruta y un yogur.

Comida:

Cena: