Karlos Arguiñano en tu cocina

Propiedades beneficiosas del huevo de codorniz

Propiedades beneficiosas del huevo de codorniz

Autor:

La nutricionista hace un análisis del valor nutritivo de la receta de Ensalada de cogollos de Karlos Arguiñano.

Huevos de codorniz:

Alimento muy nutritivo para el niño, ya que le aporta proteínas que se digieren con facilidad y de la mejor calidad, necesarias para su crecimiento.

Dentro de las grasas del huevo, se encuentra la colina, que nos ayuda a mantener la memoria, nos ayuda a prevenir las enfermedades del corazón y las piedras en la vesícula biliar. La falta de colina puede retrasar el crecimiento del niño y puede ocasionar problemas a nivel cerebral e infertilidad.

Los estudios evidencian que el colesterol presente en el huevo no eleva el colesterol en la sangre. Son las grasas saturadas de los alimentos y no el colesterol, las peligrosas para nuestra salud, y el huevo tiene pocas grasas saturadas.

Aporta todas las vitaminas al niño salvo la vitamina C, presente en los cogollos, de manera que esta ensalada aporta todas las vitaminas.

Los huevos tienen hierro, necesario para la formación de la sangre del niño y así evitar la anemia.

Dentro de los minerales, aportan yodo, necesario para el correcto desarrollo y crecimiento del niño.

También nos proporciona selenio, un antioxidante potente que nos ralentiza el envejecimiento y potencia nuestras defensas frente a todo tipo de enfermedades.

El huevo aporta sustancias que mejoran nuestra vista y nos previenen de las cataratas.

Remolacha:

La remolacha es una buena fuente de fibra, vitaminas, minerales y agua.

Además, no engordan, ya que su valor calórico es escaso.

Bonito:

Una forma diferente de introducir pescado en la dieta infantil, es a través de las ensaladas.

El bonito es un pescado azul que aporta al niño grasas beneficiosas para su salud y proteínas de calidad.

Completa el aporte mineral de la ensalada, que junto al huevo, el pan, las uvas y las verduras, la convierten en un plato completo desde el punto de vista nutricional.

Uvas blancas:

Es mejor comerlas con piel y con sus semillas, masticándolas bien, ya que éstas nos aportan antioxidantes que nos ralentizan el envejecimiento y nos aumentan las defensas.

La uva blanca tiene menos calorías que la negra.

La uva nos templa el sistema nervioso y es buena para la vista

Yogur:

Aporta calcio necesario para el correcto desarrollo de los huesos y dientes del niño.

También tiene proteínas de calidad que potencian las defensas del niño y aseguran un óptimo crecimiento.

El yogur no tiene lactosa, de manera que los intolerantes a la lactosa lo pueden consumir sin problemas.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De postre comeremos una pieza de fruta, ya que no son suficientes las uvas presentes en la ensalada, y un arroz con leche casero.

Comida:

Cena: