Karlos Arguiñano en tu cocina

Lentejas, alimento prebiótico

Lentejas, alimento prebiótico

Autor:

La nutricionista hace un análisis del valor nutritivo de la receta de Ensalada de lentejas con mollejas de pollo confitadas de Karlos Arguiñano.

Lentejas:

Las legumbres son consideradas para muchas personas como alimentos de difícil digestión, creencia que no está justificada en personas normales.

Es cierto que un consumo excesivo de legumbres puede provocar hinchazón de abdomen por la presencia de una fibra que actúa como prebiótico, es decir, mejorando la composición de la flora intestinal y protegiéndonos del cáncer de colon.

Además, esta fibra nos ayuda a regular los niveles de colesterol y de azúcar.

Las legumbres son un alimento imprescindible en una alimentación equilibrada y no las eliminaremos de ningún tipo de dieta, ya que aportan azúcares de asimilación lenta, que son los azúcares “buenos” que vamos a utilizar para obtener la energía necesaria para funcionar durante la jornada. Además, nos ayudan a regular nuestro comportamiento alimentario, evitando el hambre entre horas que nos hace picar.

Muy interesantes para las embarazadas, niños en crecimiento, adolescentes y en las mujeres lactantes por su contenido en folatos.

La vitamina C presente en la vinagreta de pistacho nos ayuda a aprovechar mejor el hierro presente en las lentejas.

Mollejas de pollo:

No tienen mucha grasa, aunque tienen mucho colesterol.

Debemos tener cuidado con las grasas saturadas y no con el colesterol presente en los alimentos para controlar el colesterol en sangre, de manera que las mollejas pueden formar parte de una dieta sana y equilibrada, ya que apenas tienen grasas saturadas.

Será un alimento de consumo ocasional para las personas con ácido úrico elevado.

Tomate:

El tomate contiene un pigmento, el licopeno, que es el que le da el color rojo, de efecto antioxidante al igual que la vitamina E y la vitamina C, protegiéndonos del cáncer, de las enfermedades cardiovasculares y ralentizando el proceso de envejecimiento.

El potasio presente en el tomate nos ayuda a evitar la retención de líquidos y apenas tiene calorías, de manera que puede formar parte de una dieta para adelgazar sin ningún problema.

Pistachos:

Comer 4 días a la semana frutos secos nos ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares ya que tienen grasas que ayudan a bajar el colesterol.

Además, nos ayudan a prevenir el estreñimiento.

Alimento interesante para los deportistas y estudiantes, ya que aportan minerales necesarios para el esfuerzo físico e intelectual.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De postre comeremos una brocheta de frutas y una infusión de hinojo para hacer mejor la digestión del plato.

Comida:

Cena: