Karlos Arguiñano en tu cocina

Verduras, gran efecto saciante y bajas en calorías

Verduras, gran efecto saciante y bajas en calorías

Autor:

La nutricionista hace un análisis del valor nutritivo de la receta de Fideuá de verduras y pavo de Karlos Arguiñano.

Hortalizas:

Deben ser el componente mayoritario de todos nuestros platos para que éstos sean equilibrados.

Nos aportan fibra, vitaminas, minerales y agua, necesarios para que todas las funciones del organismo se realicen correctamente y así estemos sanos.

Deben formar parte también de los picoteos que hacemos entre horas cuando el hambre aprieta, ya que tienen un gran efecto saciante sin apenas tener calorías, en forma de purés o cremas en invierno, o en forma de gazpachos o sopas frías en verano.

Pavo:

Carne blanca que nos aporta proteínas de calidad ausentes en el resto de los ingredientes de la receta y que son necesarias para reparar todas nuestras células y mantener la masa muscular.

Carne magra, con poca grasa recomendable para personas con colesterol y obesidad.

Las carnes blancas aportan menos hierro que las rojas, pero también menos grasas, de manera que combinaremos las carnes rojas con las blancas para que estemos mejor nutridos y así no abusar de nada pero que tampoco nos falte nada.

Las vitaminas presentes en las carnes nos ayudan a aprovechar adecuadamente los nutrientes que incorporamos con los alimentos y así estar sanos.

Fideos:

Los cereales, en este caso los fideos, deben estar presentes en todo tipo de dieta diariamente, incluso en la de los diabéticos y obesos, ya que nos aportan hidratos de carbono, que son la fuente de energía de elección para que realicemos todas nuestras actividades.

La proteína de los fideos se complementa en la receta de hoy con la del pavo, obteniendo así proteínas de calidad necesarias para que estemos sanos y bien nutridos.

Éste es un buen ejemplo de que en las recetas deben estar presentes alimentos con distinta composición nutricional para asegurarnos un buen estado nutricional.

Agua del caldo de puerro:

Aprovecharemos el agua resultante de la cocción de las verduras, ya que en ella se encuentran los minerales de las mismas, dotando al caldo de un gran efecto diurético y depurativo.

El caldo de las verduras utilizado para cocinar, enriquece a nuestros platos en minerales y vitaminas que quedan disueltas después de la cocción.

Se trata de una buena manera de hidratarnos si lo tomamos entre horas, ayudándonos a evitar un picoteo calórico que haga peligrar el mantenimiento de nuestro peso.

El caldo de puerro mejora el estado digestivo y es muy depurativo.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De postre optaremos por una macedonia de frutas y un yogur con frutos secos

Comida:

Cena: