Karlos Arguiñano en tu cocina

Carne de pavo, baja en grasas y de fácil digestión

Carne de pavo, baja en grasas y de fácil digestión

Autor:

Pavo:

Carne que aporta poca grasa y por lo tanto nos ayuda a mantener los niveles adecuados de colesterol.

Su digestión es fácil, recomendando esta carne a las personas con digestiones lentas.

Sus proteínas son completas, siendo necesarias para regenerar las células dañadas de nuestro organismo, para formas defensas y para mantener la masa muscular.

Su hierro se asimila con facilidad, de manera que se recomienda a niños en crecimiento, mujeres en edad fértil, deportistas y personas mayores.

Queso:

Alimento muy nutritivo que nos aporta proteínas, grasas, vitaminas y minerales.

Fuente de grasas que aumentan el colesterol y de sal, de manera que la ración debe ser moderada para prevenir la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

Jamón cocido:

Embutido que nos aporta mucha sal, de manera que escogeremos en el supermercado el jamón cocido con bajo contenido en sal.

Se trata de un alimento de consumo ocasional, colocándolo en la punta de la pirámide.

Melocotón:

La fruta que utilizamos en la cocina no sustituye a la fruta cruda, ya que ésta última tiene más vitaminas, siendo lo recomendable la presencia de 3 piezas de fruta cruda al día.

Sin embargo, el melocotón de este plato enriquece el plato en vitaminas, minerales, fibra y sustancias que nos protegen del cáncer y enfermedades degenerativas, siendo una manera sana de dar sabor a nuestros platos.

Consejo de la Doctora Telleria:

Las frutas, verduras y algún vino como ingredientes en las salsas nos ayudan a no abusar de las grasas para dar sabor a nuestros platos, tratándose de salsas bajas en calorías y muy nutritivas.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De primero unas verduras cocidas y de postre un arroz con leche.

Comida:

Cena: