Karlos Arguiñano en tu cocina

Achicoria para mejorar la digestión y potenciar las defensas

Achicoria para mejorar la digestión y potenciar las defensas

Autor:

Achicoria:

Como todas las verduras de sabor amargo, favorecen la función del hígado, ayudándonos a hacer mejor la digestión.

Este tipo de verduras son las recomendadas después de los excesos navideños para restaurar cuanto antes la normalidad digestiva.

Nos aporta betacaroteno, un precursor de la vitamina A, que no se destruye con la cocción y que nos mejora la vista y nos protege la salud del corazón y las arterias. Además, potencia nuestras defensas frente a todo tipo de enfermedades.

Como todas las verduras y hortalizas, apenas tiene calorías y es rica en potasio, ayudándonos a eliminar la retención de líquidos.

Champiñones:

Los champiñones los colocaremos en la base de la pirámide alimentaria, utilizándolos como guarnición de nuestros platos, pero también “camuflados” como en el caso de esta receta.

Los champiñones son una buena fuente de fibra saciante que nos ayuda a no picar entre horas y así tener una dieta equilibrada.

Tienen un precursor de la vitamina D, vitamina deficitaria en nuestra dieta y que mejora la asimilación del calcio y fósforo, favoreciendo la formación de hueso.

Contienen vitaminas del grupo B, que intervienen en mantener el estado nutricional correcto, evitar la anemia y mantener las defensas en óptimas condiciones.

Aportan yodo, mineral que regula todas las funciones metabólicas del organismo.

El potasio, mineral presente en todas las verduras, fundamental para que la actividad física se realice de manera adecuada y para no retener líquidos.

Ajos:

El ajo tiene efecto diurético, depurativo y debido a una sustancia, la alicina, actúa frente a las bacterias en las infecciones.

Se recomienda el consumo de ajo crudo en caso de parásitos intestinales (lombrices) en los niños.

Al tener efecto expectorante y antibacteriano es un alimento que nos ayudará a combatir la gripe y los resfriados.

Además, produce vasodilatación, ayudando a bajar la tensión a personas hipertensas y tiene un efecto anticoagulante previniéndonos de la trombosis.

Aceite de oliva virgen extra:

Mejora la salud del corazón y las arterias.

Además, el aceite de oliva es bueno para la vista.

Nos aporta grasas necesarias para la salud, ya que en ellas están vitaminas y sustancias que el organismo no las puede producir, siendo imprescindibles para que nuestro organismo funcione correctamente.

También evita el estreñimiento y facilita la digestión.

Tiene muchas calorías, de manera que no sobrepasaremos las 4 cucharadas soperas al día.

El aceite de oliva virgen extra contiene vitaminas A, D y K y además, se diferencia de otros aceites por tener una mayor proporción de vitamina E, cuya función más importante es actuar como sustancia antioxidante y combatir el envejecimiento.

Consejo de la Doctora Telleria:

Después de las fiestas insistiremos en verduras de sabor amargo como la achicoria, endibia, alcachofa, borraja, lechuga, acelgas… que facilitan la función del hígado y nos ayudan a eliminar toxinas, acompañadas de infusiones de boldo o cardo mariano.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De segundo comeremos un plato de pescado y de postre una fruta y un yogur.

Comida:

Cena: