Karlos Arguiñano en tu cocina

Propiedades beneficiosas del tomate

Propiedades beneficiosas del tomate

Autor:

Información nutricional de la receta de Jamón relleno de tortilla y queso de Karlos Arguiñano

Huevos:

Buena fuente de proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes que contribuyen a mejorar nuestra salud.

Sus grasas son buenas para el corazón.

El huevo nos aporta pocas calorías, siempre que esté cocinado con poca grasa y sacia mucho, de manera que puede formar parte de un picoteo saludable acompañado de una guarnición abundante de verdura.

Jamón cocido:

Se trata de un embutido magro, con poca cantidad de grasa, por lo que no tiene muchas calorías (puede tener hasta 4 veces menos calorías que el chorizo), siendo un embutido que puede formar parte de las meriendas de las personas con sobrepeso.

Sin embargo es un alimento con mucha sal. Por este motivo, optaremos por jamón cocido con poca cantidad de sal.

Es un alimento fácil de masticar y digerir, así que se recomienda en procesos de diarrea o digestiones difíciles.

Nos aporta proteínas necesarias para mantener la masa muscular.

Queso:

Alimento muy nutritivo recomendado para todos, y en especial para los niños y personas mayores.

Sus proteínas pueden sustituir sin ningún problema a las proteínas de la carne o del pescado, de manera que con este plato cubrimos las necesidades diarias de proteínas.

Estas proteínas son necesarias para reparar las células y tejidos que se dañan durante el día, para el buen estado de las defensas y para formar sustancias que intervienen en el metabolismo y en el buen funcionamiento del organismo.

También es una buena fuente de calcio, necesario para que tengamos los huesos sanos.

También es un alimento que tiene mucha sal y tiene grasa que aumenta el colesterol.

Por este motivo, escogeremos quesos suaves, menos curados, y las personas con tensión alta optarán por los quesos con bajo contenido en sal.

Tomate en rama:

Guarnición sana acompañando a las tortillas, que nos mejora la salud, ya que el tomate tiene sustancias que nos protegen del cáncer y de las enfermedades del corazón, nos ayuda a prevenir el estreñimiento, nos hidrata, nos ayuda a evitar la retención de líquidos, y nos sacia sin aportar apenas calorías.

El tomate se puede consumir también crudo, formando parte de guarniciones variadas que pueden acompañar al ingrediente principal como en este caso,
siendo una hortaliza que por su sabor dulce no precisa de mucho aliño para que nos guste tal y como es, aprovechando así mejor todas sus propiedades.

Consejo de la Doctora Telleria:

Las mejores proteínas son las de origen animal, como las del huevo y queso de esta receta.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: