Karlos Arguiñano en tu cocina

Aceite de oliva virgen extra para mejorar la salud cardiovascular

Aceite de oliva virgen extra para mejorar la salud cardiovascular

Autor:

Información nutricional de la receta de Bacalao al pil-pil con patatas asadas de Karlos Arguiñano

Bacalao:

El bacalao es un pescado blanco con poca grasa, recomendado para todos para prevenir las enfermedades del corazón y la obesidad.

Nos aporta proteínas de calidad necesarias para mantener la masa corporal y nuestras defensas.

Es mejor consumir el fresco ya que el que está en salazón tiene mucha sal, no siendo un alimento de consumo habitual pero sí de manera ocasional para las personas con tensión alta y retención de líquidos.

Ajos:

Los ajos son buenos para la circulación ya que nos ayudan a prevenir la formación de trombos, y para regular la tensión arterial.

Hay estudios que afirman que nos ayudan a prevenir el cáncer y en especial el de esófago y estómago.

Además, potencia nuestras defensas frente a las infecciones.

Guindillas:

Las guindillas dan sabor sin aportar calorías al plato. Además, aportan antioxidantes que potencian nuestra salud.

Hay estudios que afirman que lo picante ayuda a no tener grasa en el cuerpo.

Aceite de oliva virgen extra:

Es una buena fuente de vitamina E, vitamina de la longevidad que potencia nuestras defensas y que frena el proceso de envejecimiento.

También disminuye el colesterol malo y sube el bueno, teniendo además numerosas sustancias que mejoran la salud cardiovascular.

Nos aporta grasas esenciales para la vida que el organismo no puede producir y que son indispensables para todas las células y en especial para las del cerebro.

Además, nos protege de cáncer.

El aceite de oliva virgen extra mejora el proceso digestivo facilitando la función de la vesícula biliar y nos ayuda a prevenir el estreñimiento.

Es uno de los mejores remedios para frenar la aparición de las arrugas.

Consejo de la Doctora Telleria:

Se recomienda comer tres piezas de fruta al día, mejor con piel, incluyendo algún cítrico. Son interesantes por su contenido en vitaminas, sales minerales y fibra. La forma más sana de comer fruta es con piel y sin cocinarla, ya que así mantenemos todas sus propiedades.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De primero comeremos un plato de arroz integral con verduras y de postre una macedonia de frutas.

Comida:

Cena: