Karlos Arguiñano en tu cocina

Patata para ayudar a regular el colesterol

Patata para ayudar a regular el colesterol

Autor:

Información nutricional de la receta de Torta de pulpo de Karlos Arguiñano

Pulpo:

Forma parte de los mariscos que no tienen mucho colesterol.

El pulpo no tiene muchas calorías, de manera que si lo cocinamos con poca grasa puede formar parte de un menú adelgazante sin problemas.

Cuesta masticar y digerir sus proteínas fibrosas, por lo que lo evitaremos en niños de corta edad o personas mayores con problemas de dentición.

Nos aporta vitaminas y minerales necesarios para que nuestro organismo funcione correctamente.

Patatas:

Nos aportan la energía que necesitamos para poder realizar nuestras actividades diarias sin cansancio y con buen humor.

Es un alimento que regula la composición de la flora bacteriana, haciendo que el intestino funcione correctamente.

Alimento que nos ayuda a mantener el colesterol dentro de valores sanos y a ser más fuertes frente al cáncer y frente a las enfermedades respiratorias y las del corazón.

Pimientos:

Alimento que nos aporta mucha fibra, siendo una buena ayuda para prevenir el estreñimiento, sobre todo si lo ingerimos junto a una pequeña cantidad de sus semillas.

Además es una buena fuente de vitaminas y antioxidantes, sobre todo los pimientos rojos, que potencian nuestras defensas frente a todo tipo de enfermedades.

Por su contenido en agua, comer pimientos es una buena manera de hidratarnos.

Por su alto contenido en vitamina C, facilita la asimilación del hierro, siendo un alimento que nos protege de la anemia.

Aceite de oliva virgen extra:

El aceite de oliva baja el colesterol malo y sube el bueno, reduciendo así el índice de riesgo cardiovascular.

También nos aporta vitamina E, vitamina que retrasa el envejecimiento por su alto poder antioxidante.

Además, mejora la función de la vesícula haciendo las digestiones más fáciles.

Es un alimento recomendado para las personas con osteoporosis y estreñimiento.

Consejo de la Doctora Telleria:

Siempre se asocia el consumo de hidratos de carbono con el hinchazón del abdomen. Debemos masticar despacio y mezclarlos bien con la saliva para evitar los molestos gases resultantes de su fermentación en el intestino.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

De primero comeremos una crema de verduras y de postre una fruta y un yogur.

Comida:

Cena: