Karlos Arguiñano en tu cocina

Almejas, bajas en calorías

Almejas, bajas en calorías

Autor:

Información nutricional de la receta de Espaguetis con almejas de Karlos Arguiñano

Harina de trigo (Espaguetis):

Nos aporta la mejor energía para realizar nuestras actividades diarias.

Contiene gluten, de manera que los celíacos harán la pasta con harina de arroz, de maíz, de soja, de garbanzo, o de mijo.

La harina integral mantiene el salvado, de manera que es recomendable para las personas que sufren de estreñimiento o las personas con colesterol y azúcar elevados, sin embargo se digiere peor, de manera que las personas con estómagos delicados y reflujo optarán por harinas más refinadas.

Es una fuente de azúcares, proteínas, vitaminas y minerales, por lo que es un alimento que contribuye a que estemos bien nutridos.

Almejas:

Completan el valor nutricional de la pasta al aportar proteínas de alto valor nutricional, necesarias para mantener la masa corporal, regenerar los órganos lesionados y mantener las defensas en óptimas condiciones.

Apenas tienen grasa, de manera que es un alimento que nos aporta pocas calorías y es uno de los mariscos que menos colesterol tiene, de manera que las almejas pueden formar parte de la dieta de las personas con sobrepeso y con colesterol. Sin embargo, la ración será moderada para las personas con ácido úrico elevado.

Buena fuente de minerales como el hierro, magnesio, yodo y calcio, necesarios para que nuestro organismo funcione correctamente.

Tomate:

No se trata de una fruta, sino de una hortaliza, teniendo pocos azúcares y pocas calorías.

Es una buena fuente de antioxidantes que nos protegen del cáncer, de las enfermedades del corazón y de las enfermedades degenerativas que aparecen con los años.

Además, es un alimento depurativo que nos ayuda a no tener retención de líquidos.

También nos aporta fibra necesaria para que el intestino funcione correctamente.

Puede producir molestias a las personas con estómagos delicados y puede ocasionar úlceras en la boca.

Ajos:

El ajo potencia nuestras defensas frente a todo tipo de enfermedades y nos protege de las infecciones.

También tiene sustancias que nos ayudan a prevenir el cáncer.

El ajo mejora la circulación y nos ayuda a bajar la tensión arterial.

Sin embargo, sus efectos son más notorios si consumimos el ajo crudo,

Consejo de la Doctora Telleria:

Para estar sanos comeremos un ajo crudo por las mañanas y después nos lavaremos la boca con el zumo de un limón para evitar el mal aliento.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: