Karlos Arguiñano en tu cocina

Coles de Bruselas con puré de patata, una forma diferente de introducir verdura en la dieta

Coles de Bruselas con puré de patata, una forma diferente de introducir verdura en la dieta

Autor:

Información nutricional de la receta de Coles de Bruselas con puré de patata y queso elaborada por Karlos Arguiñano.

Es una forma diferente de introducir verdura en nuestra dietaEl puré de patata, el queso y la salsa de mostaza incrementan el aporte de calorías de las coles, de manera que las personas con sobrepeso las acompañarán tímidamente con estos ingredientes.

Es un plato que puede resultar molesto a la hora de digerirlo en personas con predisposición a gases y con problemas de vesícula. Estas personas terminarán la comida con una infusión de hinojo.

De postre comeremos una pieza de fruta y un yogur.

Pirámide alimentaria:

Pirámide alimentaria

El eneldo nos ayuda a mejorar la digestión y a no tener gases. El uso de hierbas aromáticas en la cocina nos ayuda a no abusar de la sal ni del aceite. Las incluimos en la base de la pirámide.

Las coles de Bruselas potencian nuestras defensas frente a todo tipo de enfermedades, de manera que se recomienda la presencia de coles 2 o 3 veces a la semana durante los meses de invierno para prevenir el cáncer, como ingrediente principal o bien como guarnición del segundo plato. Interesantes para la embarazada y el niño que está creciendo ya que contienen unas vitaminas necesarias para el buen desarrollo del sistema nervioso. 

Las proteínas de las patatas son de peor calidad que las proteínas de los cereales o de las legumbres, por este motivo siempre se acompañarán las patatas de otros ingredientes, en el caso de esta receta del queso, para mejorar su valor nutricional. También es conveniente mezclarla con otros alimentos a la hora de consumirla, sobre todo para las personas diabéticas o con problemas de sobrepeso, ya que así su índice glucémico es más bajo y eso mejora el control del azúcar y del apetito. Si le quitamos el almidón al dejarle en remojo, estamos quitando lo más interesante desde el punto de vista nutricional de la patata, ya que el almidón es una de las mejores fuentes de energía para realizar nuestras actividades y además parte de este almidón nos ayuda a prevenir el cáncer de colon. Nos aporta antioxidantes que potencian nuestras defensas. La mejor manera de cocinarlas para que mantengan sus propiedades es como en esta receta, cocidas y con piel. Las incluimos en la zona amarilla de la pirámide.

Añadir queso a nuestros platos es una manera de aumentar la densidad nutricional de los mismos, ya que son una buena fuente de proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales como el calcio. Así, 50 gramos de queso manchego cubren las necesidades diarias de calcio. Sin embargo, debemos tener cuidado con la cantidad de grasa que tiene, ya que es una grasa que sube el colesterol, de manera que escogeremos quesos con bajo contenido en grasa. Buena parte de la lactosa se degrada durante la maduración del queso, de manera que los intolerantes a la lactosa tendrán como alternativa de la leche, el queso curado. Sin embargo, los quesos frescos que se consumen sin madurar tienen más cantidad de lactosa. Por lo tanto, se escogerá el tipo de queso según cada caso. Importante fuente de sal, lo tendrán en cuenta las personas con tensión arterial alta. Lo incluimos dentro de los derivados de la leche en la zona verde de la pirámide.

Consejo de la Doctora Telleria:

Hacer enjuagues de boca con infusión de eneldo en caso de aftas y heridas bucales.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: