Karlos Arguiñano en tu cocina

Pote asturiano, para personas con gran desgaste físico

Pote asturiano, para personas con gran desgaste físico

Autor:

Información nutricional de la receta de Pote asturiano elaborada por Karlos Arguiñano.

Plato muy nutritivo, ya que nos aporta proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales.

Su alto contenido en grasas hacen de él un plato energético, recomendado para personas con gran desgaste físico y personas que trabajan al aire libre, ya que el aporte calórico del mismo les ayudará a hacer frente al frío.

Por esta misma razón será un plato de consumo ocasional para las personas con sobrepesoEste plato no se recomienda a las personas con colesterol y personas con digestiones pesadas. Tanto las personas con sobrepeso como las que tienen colesterol, no deben privarse de las fabes, de manera que puede ser un plato habitual dentro de sus menús, pero sustituirán las carnes y embutidos por almejas por ejemplo, reduciendo considerablemente el aporte calórico del plato y eliminando así las grasas que hacen subir el colesterol.

Poner en remojo y cocer en la olla las carnes por separado y luego añadirlas a las fabes es una práctica muy saludable en la cocina, ya que de esta manera eliminamos gran parte de la grasa y sal de las mismas.

Junto a la ensalada y de postre una fruta y un yogur, obtenemos un menú completo y equilibrado.

Pirámide alimentaria:

Pirámide alimentaria

La berza es muy rica en vitamina C y antioxidantes que potencian nuestras defensas frente a todo tipo de enfermedades y en especial frente al cáncer. Apenas tiene calorías y nos sacia mucho, de manera que es un alimento recomendado en menús adelgazantes. Nos ayuda a depurar el organismo, a no tener retención de líquidos y a hacer frente al estreñimiento. La colocaremos en la zona verde de la pirámide.

Las fabes las introducimos dentro del grupo de las legumbres, siendo alimentos de consumo semanal. Buena fuente de fibra y por ello se recomienda a personas con estreñimiento, colesterol y diabetes. Sus proteínas son incompletas, pero en esta receta se completan con las proteínas de las carnes. Son buena fuente de vitamina B, necesaria para mantenernos bien nutridos, el sistema nervioso equilibrado y para no tener anemia. Por ello, se recomienda en especial a niños y mujeres embarazadas.

La costilla es la parte del animal que más grasa tiene, siendo además una grasa que sube el colesterol. Se trata de una carne que nos aporta proteínas completas desde el punto de vista nutricional, hierro de fácil asimilación para hacer frente a la anemia y vitaminas del grupo B. La incluimos dentro de las carnes, en la zona naranja de la pirámide.

El chorizo, tocino y morcilla se encuentran dentro de los embutidos, siendo alimentos de consumo ocasional por su escaso valor nutritivo y por su alto contenido en grasas que aumentan el colesterol y sal. Los colocaremos en la zona roja de la pirámide.

Consejo de la Doctora Telleria:

Cocer por separado, las carnes en la olla y las legumbres en el puchero para conseguir un plato saludable y de fácil digestión.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: