Karlos Arguiñano en tu cocina

Anchoas con patatas y tomate para personas con colesterol

Anchoas con patatas y tomate para personas con colesterol

Autor:

Información nutricional de la receta de Anchoas con patatas y tomate elaborada por Karlos Arguiñano.

Es un plato saludable recomendado para todos por su alto valor nutricional, ya que nos aporta proteinas, azúcares, grasas, vitaminas y minerales.

Plato recomendado en especial para las personas con colesterol y problemas de corazón, debido a la calidad de las grasas presentes en el aceite de oliva y en las anchoas y a la presencia de antioxidantes en el tomate.

La ensalada acompañante completa el aporte de vitaminas, minerales y fibra.

De postre comeremos una brocheta de frutas y queso.

Pirámide alimentaria:

El tomate nos aporta fibra, vitaminas, minerales y agua de manera que nos ayuda a combatir el estreñimiento y la retención de líquidos, a mejorar la digestión y a regular la tensión arterial. Apenas tiene calorías, de manera que puede formar parte de una guarnición sana que no hace peligrar el mantenimiento del peso. Es mejor no pelarlo, ya que la mayor parte de la fibra se encuentra en la piel. Lo incluimos dentro de las hortalizas en la zona verde de la pirámide.

Las guindillas en vinagre nos ayudan a mejorar la digestión de los platos. Apenas tienen calorías, de manera que pueden formar parte de un picoteo saludable cuando el hambre aprieta entre horas. Mejoran el aporte de fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes haciendo que nuestro organismo funcione correctamente. Las colocaremos en la zona verde de la pirámide dentro del grupo de las hortalizas.

Las patatas nos aportan hidratos de carbono, azúcares de asimilación lenta que nos ayudan a no pasar hambre entre horas y así tener una dieta equilibrada, respetando las 5 comidas al día.  Alimento fundamentalmente energético pero también nos aporta proteínas, vitaminas, minerales y fibra. Consumimos poca patata por las falsas creencias de que engordan o de que apenas tienen valor nutricional. Sin embargo, es necesaria la presencia de patata 4 veces a la semana para que nuestra dieta sea completa y equilibrada desde el punto de vista nutricional, de manera que la colocaremos en la zona amarilla de la pirámide.

La grasa de la anchoa, rica en omega-3 reduce los niveles de colesterol y triglicéridos y evita la formación de trombos, por este motivo se aconseja el consumo de este pescado y de todos los pescados azules, 2-3 veces a la semana para prevenir las enfermedades cardiovasculares. En esta grasa se encuentran la vitamina A y D, necesarias para mantener nuestros huesos sanos y fuertes. Las anchoas nos aportan también proteínas de alto valor nutricional y minerales como el hierro y el yodo, necesarios para el buen funcionamiento del organismo. Las colocaremos en la zona anarilla de la pirámide.

Consejo de la Doctora Telleria:

La mejor forma de cocinar la patata es cocerla con la piel.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: