Karlos Arguiñano en tu cocina

Anchoas y boquerones, para personas con colesterol

Anchoas y boquerones, para personas con colesterol

Autor:

Información nutricional de la receta de Anchoas y boquerones con papas aliñás elaborada por Karlos Arguiñano.

Plato saludable y muy nutritivo recomendado para todos y en especial para las personas con colesterol y enfermedades del corazón por la calidad de sus grasas.

De postre comeremos una pieza de fruta y pastelitos de limón y leche condensada.

Pirámide alimentaria:

Es recomendable el consumo de pescado 4 veces a la semana para estar sanos y evitar las enfermedades más frecuentes de nuestros tiempos: la obesidad, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Las anchoas nos aportan proteínas de calidad, siendo un alimento adecuado para todos. Como alimento de origen animal, cabe destacar la presencia de vitamina B12, ausente en los vegetales, de acción antianémica y reguladora de numerosos procesos en nuestro organismo. Nos aportan magnesio, potasio, el fósforo, y hierro de fácil asimilación, contribuyendo a que nuestro organismo funcione de manera adecuada. La grasa presente en los pescados azules es rica en ácidos grasos omega-3, que contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos. Además hacen más fluida la sangre, lo que previene la formación de coágulos o trombos. Por este motivo, se recomienda el consumo habitual de pescado azul a la población general, y particularmente en caso de trastornos cardiovasculares. 

En la grasa de la anchoa se encuentran las vitaminas A y D. La vitamina A contribuye al mantenimiento de la piel en buen estado, favorece la resistencia frente a las infecciones y es necesaria para el desarrollo del sistema nervioso. También interviene en el crecimiento óseo y en la producción de hormonas. La vitamina D regula los niveles de calcio en la sangre y favorece la absorción y fijación de este mineral en los huesos. Gran parte de la población es deficitaria en vitamina D, por lo que se recomienda el consumo de pescado azul de manera regular como fuente de esta vitamina.

Las patatas de esta receta contienen unos compuestos llamados fitoquímicos que nos previenen de enfermedades como el cáncer y los trastornos cardiovasculares. El almidón de las patatas, además de darnos energía, actúa también como la fibra, ya que parte de él no se digiere, de manera que nos ayuda a regular la función intestinal y a mantener los niveles de colesterol.

El aceite de oliva ayuda a regular los niveles de colesterol, previene el estreñimiento, favorece el crecimiento óseo, por su acción antioxidante previene del envejecimiento y mejora el estado de la piel.

Consejo de la Doctora Telleria:

Pescado azul, 2 veces a la semana para asegurarnos el aporte adecuado de vitamina D y para bajar el colesterol.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: