Karlos Arguiñano en tu cocina

Huevos, patatas y setas, plato muy nutritivo

Es un lujo de plato que a todos nos encanta, barato y muy nutritivo. Está recomendado para todos por su exquisitez y porque nos garantiza un buen estado nutricional al aportarnos proteínas de calidad, azúcares necesarios para que no estemos cansados, vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra que hacen que nuestro organismo funcione correctamente.

Además, está cocinado de una manera saludable con el aceite de oliva y utilizando el horno en el último momento para hacer los huevos.

De postre comeremos una fruta y crema de leche condensada y almendras.

Pirámide alimentaria:

Las setas nos aportan potasio, fósforo, yodo, calcio, selenio, sodio y vitaminas B3, B9, B2 y C y fibra, de manera que nos ayudan a no tener retención de líquidos, a mejorar nuestro estado nutricional contribuyendo a tener un óptimo metabolismo, y a saciarnos cuando forman parte de una guarnición acompañando a carnes, pescados o huevos como en esta receta. Apenas contienen grasa, de manera que aportan pocas calorías, pudiendo formar parte de un picoteo saludable cuando el hambre aprieta entre horas.

El aceite de oliva por su acción antioxidante ralentiza el proceso de envejecimiento y mejora el estado de la piel, ayudándonos a prevenir la aparición de las arrugas. Es la mejor fuente de vitamina E, vitamina de la longevidad que nos ayuda a prevenir las enfermedades que aparecen con el paso de los años. Nos ayuda a mantener los niveles de colesterol, a prevenir el estreñimiento y a mejorar la función digestiva. El aceite de oliva es el más apropiado para hacer las frituras ya que es el aceite que mejor aguanta las altas temperaturas y es el aceite que menos impregna el alimento de grasa, de manera que la fritura con aceite de oliva nos aportará menos calorías que si la hacemos con otro aceite. Acostumbrémonos a pasar por el papel absorbente las frituras que hagamos, para reducir el aporte de grasas y calorías en la dieta.

La forma de cocinar el huevo en esta receta nos permite no usar mucho aceite, por lo que es adecuada para personas con digestiones difíciles o con sobrepeso. La yema tiene la mayor parte de nutrientes del huevo, pero también aporta más calorías que la clara. En la clara se encuentran las proteínas del huevo. Son proteínas fáciles de digerir y de excelente calidad. El huevo nos protege de las enfermedades cardiovasculares, ya que tiene grasas buenas que nos ayudan a bajar el colesterol. Por la presencia de colina, el huevo nos ayuda a tener buena memoria. La clara debe estar bien hecha para aprovechar así mejor sus nutrientes. El color de la cáscara o el de la yema no afecta nada en la calidad del huevo. Es un alimento recomendado para las personas enfermas por su alto valor nutricional. Lo colocaremos en la zona amarilla de la pirámide, siendo un alimento de consumo semanal.

Las patatas nos dan energía ya que son buena fuente de hidratos de carbono. Nos ayudan a regular la tensión y a evitar la retención de líquidos. Son una fuente de fibra que mejora la composición de la flora intestinal, ayudándonos a prevenir el cáncer de colon, considerándose por este motivo la patata como un alimento prebiótico. Se recomienda comer patata 4 veces a la semana, colocándola en la zona amarilla de la pirámide.

Consejo de la Doctora Telleria:

Se puede preparar una mascarilla para el pelo natural con 3 ingredientes utilizados en esta comida: 5 cucharadas de leche de almendras 2 cucharadas de aceite de oliva y 3 huevos.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: