Karlos Arguiñano en tu cocina

Rostit de conejo y pollo, buena fuente de proteínas

Plato fundamentalmente proteico, cocinado de una manera saludable y recomendado para todos.

La ensalada acompañante completa el aporte de vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra y agua, necesarios para que estemos sanos.

De postre comeremos una macedonia de frutas y un yogur.

Pirámide alimentaria:

El tomate tiene sustancias que nos protegen del cáncer, sobre todo los que están muy rojos. Además el tomate nos ayuda a tener el corazón y las arterias sanas. Elimina toxinas del organismo y nos ayuda a evitar la retención de líquidos. Potencia nuestras defensas frente a todo tipo de enfermedades y es bueno para la vista. Estas propiedades se mantienen tanto en el tomate crudo como en el cocinado. Lo incluimos dentro del grupo de las hortalizas en la zona verde de la pirámide.

Utilizar el brandy para dar sabor a las salsas es un buen truco para elaborar una cocina sana y rica, ya que no aumenta el aporte de calorías y además mejora el valor nutricional del plato. El alcohol se evapora de manera que es un plato indicado también para niños y embarazadas.

El pollo y el conejo son carnes blancas, con poca grasa, recomendadas para todos y en especial para las personas con colesterol, ácido úrico y sobrepeso. Carnes que se digieren con facilidad, de manera que se recomiendan a personas con digestiones lentas. Nos aportan proteínas de calidad necesarias para mantener la masa muscular y formar defensas. Tienen vitaminas y minerales necesarios para que estemos sanos y bien nutridos. Son carnes con proteínas de alto valor biológico y hierro de fácil asimilación, luego serán un alimento recomendado para mantener la masa muscular y para prevenir la anemia. Las colocaremos dentro del grupo de las carnes en la zona naranja de la pirámide, siendo alimentos de consumo semanal.

La almendra es el fruto secos que más fibra tiene, siendo por ello un alimento recomendado para controlar mejor el estreñimiento y para bajar los niveles de colesterol. Sus grasas benefician la salud cardiovascular, ya que nos ayudan a bajar el colesterol malo y subir el colesterol bueno. Alimento que constituye una buena fuente de proteínas, sobre todo para los vegetarianos. Deberemos controlar la cantidad de la ración, ya que tienen muchas calorías. Es una de las fuentes vegetales más ricas en calcio, pero este no es motivo para que eliminemos la leche de nuestra dieta, solo estará indicada la leche de almendras en casos de alergia a la leche de vaca. Buena fuente de vitaminas B y E, esta última de efecto antioxidante que ralentiza el proceso de envejecimiento.

Consejo de la Doctora Telleria:

4 días a la semana una ración moderada de almendras (15-20) sustituyendo a la carne para mejorar la salud del corazón y evitar el estreñimiento.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: