Karlos Arguiñano en tu cocina

Brócoli con tomate, plato rico en antioxidantes y fibra

Plato saludable recomendado para todos, ya que es una buena fuente de antioxidantes que potencian nuestras defensas frente a todo tipo de enfermedades.

Está recomendado en especial a los hipertensos y a las personas con colesterol elevado.

Además, es un buen aporte de fibra para regular el estreñimiento. También es un plato que nos protege del cáncer.

Puede formar parte de un menú adelgazante, siempre que controlemos la cantidad de aceite a la hora de elaborarlo.

Ésta es la forma de cocinar recomendada para poder aprovechar mejor las propiedades saludables de las hortalizas.

De postre comeremos una fruta y Bizcocho de albaricoque.

Pirámide alimentaria:

El brócoli es una de las hortalizas más ricas en vitamina C y antioxidantes, que nos permiten estar sanos y ralentizar el proceso de envejecimiento. También es una de las verduras más ricas en provitamina A que nos ayuda a protegernos de las cataratas. Esta sustancia se conserva al cocer el brócoli. Fuente excelente de folatos, vitamina muy interesante para las embarazadas, ya que evita malformaciones del sistema nervioso en el feto, y para los niños ya que las necesidades de esta vitamina aumenta con el crecimiento. Contiene fitoquímicos que nos protegen del cáncer de próstata, pulmón, mama, útero, hígado, estómago e intestino. 

El ajo tiene efecto diurético, depurativo y debido a una sustancia llamada alicina actúa frente a las bacterias en las infecciones. Se recomienda el consumo de ajo crudo en caso de parásitos intestinales (lombrices) en los niños. Al tener efecto expectorante y antibacteriano es un alimento que nos ayudará a combatir la gripe y los resfriados, de manera que en estos procesos se recomienda tomar caldo de ajo. Además, produce vasodilatación que ayuda a bajar la tensión a personas hipertensas y tiene un efecto anticoagulante que previene de la trombosis. Lo incluimos dentro del grupo de las hortalizas en la zona verde de la pirámide.

El tomate, como cualquier hortaliza, nos aporta agua, vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra, que nos ayuda a estar sanos y a que nuestro organismo funcione correctamente. El tomate no engorda, además puede acompañar de manera generosa a los ingredientes principales de la comida sin aportar apenas calorías, contribuyendo a tener así una dieta variada, sana y rica.

El aceite utilizado en esta receta, el aceite de oliva, es el adecuado para hacer las frituras. De presencia diaria en nuestra dieta, el aceite de oliva tiene antioxidantes que nos previenen del cáncer, y grasas cardiosaludables que nos ayudan a tener el colesterol en niveles normales. Fuente de vitamina E, de gran efecto antioxidante que nos ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares, protege el tejido muscular y nervioso, nos previene del envejecimiento y mejora la fertilidad. Los suplementos de vitamina E que podemos tomar no son tan eficaces como la vitamina E natural que se encuentra en el aceite de oliva virgen extra.

Consejo de la Doctora Telleria:

Tomar una cucharada de aceite de oliva en ayunas nos ayuda a eliminar las piedras de la vesícula y a evitar el estreñimiento.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: