Karlos Arguiñano en tu cocina

Mejillones en escabeche de tomate, bajo en calorías

La presencia habitual de platos como éste en nuestra dieta nos ayuda a mantener el colesterol a raya y a prevenir todo tipo de enfermedades.

Buena fuente de antioxidantes, vitaminas, minerales y fibra que regulan todas las funciones del organismo y contribuyen a que estemos sanos.

Además, es una forma diferente de introducir pescado en nuestra dieta y así obtener proteínas de calidad con escaso acompañamiento de grasas que suben el colesterol.

Este plato es de bajo aporte calórico si lo cocinamos con poco aceite, de manera que es un plato recomendado para personas con sobrepeso.

De postre comeremos una fruta y arroz con leche casero.

Pirámide alimentaria:

El color rojo del tomate se debe a una sustancia que nos protege del cáncer, de manera que a la hora de comprarlos elegiremos los más colorados. Nos ayuda a prevenir las enfermedades del corazón y a depurar nuestro organismo. Apenas tiene calorías y nos sacia siendo un alimento recomendado para dietas de adelgazamiento. Nos hidrata y frena el proceso de envejecimiento. Lo colocaremos en la zona verde de la pirámide dentro del grupo de las hortalizas.

La pimienta nos ayuda a mejorar la digestión, no aporta calorías y es un buen sustituto de la sal para así tener una dieta más sana. Por todos estos motivos la colocaremos en la zona verde de la pirámide.

Los cereales contribuyen a regular el comportamiento alimentario, aportan energía y contribuyen a equilibrar la dieta, siendo imprescindibles para que la alimentación sea sana y equilibrada, de manera que el pan deberá estar presente en todas las comidas, salvo si lo sustituimos por otros cereales como el arroz o la pasta, de manera que lo colocaremos en la zona verde de la pirámide.

Los mejillones nos aportan proteínas de buena calidad y contienen muy poca cantidad de grasa, de manera que 100 gramos de porción comestible aporta la mitad de calorías que 100 gramos de ternera magra. El yodo presente en los mejillones regula el funcionamiento del tiroides, regulando así el metabolismo y como consecuencia de ello el crecimiento corporal, la maduración del sistema nervioso, funcionamiento del sistema digestivo, el mantenimiento del peso y la temperatura corporal y de parámetros sanguíneos como el colesterol y el calcio. Son buena fuente de hierro, en cantidades superiores incluso al de muchas carnes, siendo un alimento interesante para las personas con anemia, niños y mujeres en edad fértil por las pérdidas menstruales, embarazo y lactancia. Asimismo, es buena fuente de vitaminas del grupo B, en especial de ácido fólico que interviene en la maduración del sistema nervioso del feto y su desarrollo, luego es interesante para las embarazadas. Los incluimos dentro de los pescados en la zona naranja de la pirámide.

Consejo de la Doctora Telleria:

Si nos apetece un picoteo sano mientras estamos en la playa, piscina, río…podemos decantarnos por comer frutas de temporada como la sandía, el melón o las nectarinas. Nos ayudarán a estar bien hidratados, saciarán nuestro apetito y disfrutaremos de un bocado sabrosísimo. No dejéis de aprovecharos de los beneficios de las frutas de verano.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: