Karlos Arguiñano en tu cocina

Rancho riojano, plato de fácil digestión

Plato de fácil digestión, cocinado de una manera saludable, recomendado para todos y en especial para las personas con dificultad a la hora de masticar la carne.

Este plato nos aporta proteínas de calidad, y energía para realizar nuestras actividades diarias.

Las carnes de esta receta son carnes con poca grasa, de manera que es un plato recomendado para las personas con colesterol y sobrepeso, siempre que la ración sea la recomendada: 130 gramos de carne por comensal.

Además las vitaminas de la carne se mantienen en el caldo de la cocción, aprovechando así mejor sus propiedades nutritivas.

La ensalada acompañante y el postre, una fruta y un yogur, completan el aporte de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.

Pirámide alimentaria:

Tomate, pimiento, cebolla, ajo…, son las hortalizas que componen la salsa de esta receta. Son alimentos que potencian nuestra salud aportando fibra, vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes. También son reguladores de todas las funciones del organismo y apenas tienen calorías de manera que los colocaremos en la base de la pirámide.

El tomillo y el laurel nos ayudan a hacer una cocina más saludable dando sabor al plato y mejorando su digestión. Los colocaremos en la zona verde de la pirámide habituándonos al uso diario de especias y hierbas aromáticas dentro del marco de la dieta mediterránea.

La patata es un alimento que escasea en nuestra dieta, siendo muy importante ya que nos aporta azucares necesarios para que nuestro cerebro funcione correctamente y para que tengamos la energía necesaria para realizar todas nuestras actividades. Alimento de escaso valor calórico siempre que las cocinemos con poca grasa como en esta receta. Es un alimento que mejora la salud intestinal, siendo interesante para las personas que sufren de estreñimiento. Apenas tienen sal y es rica en potasio, de manera que se recomienda también al hipertenso. En esta ocasión las cocinamos con las carnes y las hortalizas. De esta manera aumentamos su valor nutritivo con proteínas de alto valor biológico, grasas, vitaminas y minerales no presentes en las patatas. Alimento de consumo semanal, las colocaremos en la zona naranja de la pirámide.

Las carnes de esta receta se recomiendan para todos por su contenido en proteínas de calidad, minerales como el hierro, y vitaminas del grupo B, necesarias para el correcto funcionamiento nervioso y para mantener el metabolismo en óptimas condiciones y así estar perfectamente nutridos. Son carnes magras con escasa presencia de grasa, de manera que pueden formar parte de una dieta sana y equilibrada, incluso en el caso del obeso o del enfermo cardiovascular, todo depende de no excederse en el tamaño de la ración: 130 g por comensal. Las colocaremos en la zona naranja de la pirámide.

Consejo de la Doctora Telleria:

A lo largo de esta temporada hemos realizado más de 150 ensaladas. La doctora siempre nos dice que nuestras dietas tienen que tener porciones generosas de verduras y hortalizas acompañando a carnes y pescados. Era una asignatura pendiente que esta temporada hemos aprobado y con nota. Feliz Verano!

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: