Karlos Arguiñano en tu cocina

Calabacines rellenos, plato saludable y nutritivo

Calabacines rellenos, plato saludable y nutritivo

Autor:

La nutricionista nos proporciona la pirámide alimentaria y la información nutricional de la receta de calabacines rellenos con espárragos verdes.

Información nutricional de la receta: "Calabacines rellenos con espárragos verdes"

Es un plato saludable, muy nutritivo y recomendado para todos. Además, es una forma diferente de introducir verdura y pescado en nuestra dieta para que ésta sea sana y equilibrada.

Se trata de un plato de escaso valor calórico si somos cuidadosos con la cantidad de mahonesa que acompañe a los espárragos.

De postre comeremos fruta y un yogur.

Pirámide alimentaria:

El calabacín nos facilita la digestión. Es depurativo, ayudándonos a evitar la retención de líquidos, a eliminar toxinas y a no tener estreñimiento. Además, es rico en vitaminas de efectos antioxidante que nos ayudan a prevenir todo tipo de enfermedades. Es una hortaliza que mejora la salud vascular. También aporta vitaminas a la embarazada, necesarias para el buen desarrollo del sistema nervioso del feto. Lo colocaremos en la base de la pirámide.

Los espárragos apenas tienen calorías ya que su componente mayoritario es el agua, de manera que pueden formar parte de un picoteo saludable sin hacer peligrar el mantenimiento del peso. Recomendados para los hipertensos y las personas con retención de líquidos, ya que son ricos en potasio y pobres en sodio, siempre que sean frescos (los espárragos en conserva tienen mucha sal). Son una buena fuente de antioxidantes que nos ayudan a prevenir todo tipo de enfermedades. Debido a su riqueza en folatos, se recomiendan en especial, en la dieta de la embarazada para evitar malformaciones en el feto del sistema nervioso (habrá que cocerlos con poco agua y en poco tiempo, en la olla, para evitar pérdidas de esta vitamina). También son ricos en fibra que nos ayuda a no estar estreñidos y a regular mejor los niveles de colesterol y de azúcar.

Las alcaparras apenas poseen grasa y su componente principal es el agua, de manera que apenas tienen calorías. Se les atribuyen propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas. Las alcaparras tienen mucha sal, por eso deberemos consumirlas en pequeña cantidad y de manera ocasional, colocándolas en la punta de la pirámide.

Es recomendable el consumo de pescado 4 veces a la semana para estar sanos y evitar las enfermedades más frecuentes de nuestros tiempos: la obesidad, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. El bonito nos aporta proteínas de calidad, y vitaminas entre las que destaca la vitamina B12, ausente en los vegetales, de acción antianémica y reguladora de numerosos procesos en nuestro organismo. Además nos aporta minerales como el magnesio, potasio, el fósforo, y hierro de fácil asimilación, contribuyendo a que nuestro organismo funcione de manera adecuada. La grasa presente en los pescados azules es rica en ácidos grasos omega-3, que contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos. Además hacen más fluida la sangre lo que previene la formación de coágulos o trombos. En la grasa del bonito se encuentran las vitaminas A y D. La vitamina A contribuye al mantenimiento de la piel en buen estado, favorece la resistencia frente a las infecciones y es necesaria para el desarrollo del sistema nervioso. También interviene en el crecimiento óseo y en la producción de hormonas. La vitamina D regula los niveles de calcio en la sangre y favorece la absorción y fijación de este mineral en los huesos. Gran parte de la población es deficitaria en vitamina D por lo que se recomienda el consumo de pescado azul de manera regular como fuente de esta vitamina.

Consejo de la Doctora Telleria:

Intentaremos consumir el calabacín con piel para aprovechar mejor todas sus propiedades, eso sí antes de cocinarlo lo deberemos lavar muy bien.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: