Karlos Arguiñano en tu cocina

Gallos con nabo y jamón, fuente de grasas cardiosaludables

Gallos con nabo y jamón, fuente de grasas cardiosaludables

Autor:

Pirámide alimentaria e información nutricional de la receta de gallos con nabo y jamón elaborada por Karlos Arguiñano.

Información nutricional de la receta: "Gallos con chips de nabo y lingotes de jamón"

Es un plato que aporta grasas cardiosaludables.

La ensalada acompañante mejora el aporte de fibra, vitaminas y minerales.

De postre comeremos una fruta y un yogur.

Pirámide alimentaria:

El melón es de las frutas que menos calorías tiene y además nos aporta agua que es necesaria como componente fundamental de las células, para un correcto metabolismo y para el transporte de sustancias por el organismo. El color naranja de su pulpa se debe a sustancias antioxidantes que potencian nuestras defensas. Es una fruta que mejora la vista y que es buena para la piel. Nos aporta potasio y agua, de manera que se trata de un alimento que nos ayuda a evitar la retención de líquidos.

Es recomendable el consumo de pescado 4 veces a la semana para estar sanos y evitar las enfermedades más frecuentes de nuestros tiempos: la obesidad, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Este pescado nos aporta proteínas de calidad, siendo un alimento adecuado para todos. Como alimento de origen animal, cabe destacar la presencia de vitamina B12, ausente en los vegetales, de acción antianémica y reguladora de numerosos procesos en nuestro organismo. Nos aporta magnesio, potasio, el fósforo, y hierro de fácil asimilación, contribuyendo a que nuestro organismo funcione de manera adecuada. Alimento que se mastica y digiere con facilidad, recomendado en especial para aquellas personas con problemas de dentadura y estómagos delicados. Lo incluimos dentro de los pescados en la zona naranja de la pirámide.

El aceite de oliva es el más apropiado para hacer el rebozado, ya que es el aceite que mejor aguanta las altas temperaturas y es el aceite que menos impregna el alimento de grasa, de manera que la fritura con aceite de oliva nos aportará menos calorías que si la hacemos con otro aceite. El aceite de oliva ayuda a regular los niveles de colesterol, previene el estreñimiento, favorece el crecimiento óseo, por su acción antioxidante previene del envejecimiento y mejora el estado de la piel. Sin embargo, nos aporta calorías, de manera que reduciremos la presencia de rebozados en nuestros menús para no tener problemas de sobrepeso: el resto del día controlaremos con más cuidado el uso del aceite, de manera que por la noche cenaremos unas legumbres, la fruta y el vaso de leche, con el trocito de pan.

Consejo de la Doctora Telleria:

El melón con jamón es un aperitivo que se recomienda a las personas con anemia y a las que tienen sobrepeso.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: