Karlos Arguiñano en tu cocina

Guiso de patatas con tortilla, aporte de proteínas y energía

Guiso de patatas con tortilla, aporte de proteínas y energía

Autor:

Información nutricional de la receta de guiso de patatas con tortilla creciente elaborada por Karlos Arguiñano.

Información nutricional de la receta: "Guiso de patatas con tortilla creciente"

Es un plato muy nutritivo y cocinado de una manera saludable. Recomendado para todos y en especial para deportistas, niños y personas mayores, ya que aporta proteínas de calidad y de fácil asimilación, y energía.

Las grasas de este plato ayudan a bajar el colesterol.

La ensalada acompañante completa el aporte de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra de la comida.

De postre comeremos una fruta y un yogur.

Pirámide alimentaria:

Este plato aporta buena dosis de proteínas de calidad gracias a la presencia del huevo. Estas proteínas se encuentran en la clara, mientras que la yema aporta grasa y colesterol pero también vitaminas liposolubles (A, E, y D), vitaminas del grupo B y diferentes minerales como hierro, selenio, yodo, zinc y fósforo, entre otros. Además el huevo tiene una sustancia, la colina necesaria para un óptimo crecimiento y para que tengamos buena memoria. Alimento fácil de masticar y de digerir con alta densidad de nutrientes, siendo un alimento muy interesante en la dieta de los enfermos, personas mayores y niños. Lo colocaremos en la zona naranja de la pirámide, siendo alimento de consumo semanal.

La patata aporta sustancias que nos protegen del cáncer. Hay estudios que concluyen que la patata ayuda a regular la tensión arterial ya que es un alimento que apenas tiene sodio y tiene potasio. Cocinada como en la receta de hoy no aporta muchas calorías, siendo un alimento necesario para que nuestra dieta sea equilibrada. Alimento que nos ayuda a no estar estreñidos. Así, la patata debe estar presente 4 veces a la semana como alimento que fundamentalmente nos aporta energía en forma de hidratos de carbono y como alimento regulador de las funciones del organismo, colocándola en la zona naranja de la pirámide.

Las almendras y las avellanas las incluimos dentro de los frutos secos, siendo una manera sana de obtener energía en estos meses de otoño. Son una buena fuente de fibra, de manera que nos ayudan a evitar el estreñimiento. Son alimentos que nos protegen del colesterol. Tienen un alto valor nutritivo aportando proteínas, grasas, vitaminas y minerales, siendo un complemento nutricional importante en la dieta, sobre todo de las personas con bajo peso, deportistas y personas mayores. Mejor consumirlos sin tostar para aprovechar la vitamina E, vitamina antioxidante que ralentiza el proceso de envejecimiento.

Consejo de la Doctora Telleria:

El majado de esta receta (almendras, avellanas, ajo y perejil) está recomendado para personas con colesterol.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: