Karlos Arguiñano en tu cocina

Cocido lebaniego, de consumo ocasional

Cocido lebaniego, de consumo ocasional

Autor:

Análisis nutricional del tradicional cocido lebaniego que prepara Karlos Arguiñano.

Información nutricional de la receta: "Cocido lebaniego"

Plato de consumo ocasional por su alto contenido en grasas y sal, enemigos de nuestras arterias y del corazón. Es un plato que nos aporta muchas calorías, de manera que hace peligrar el mantenimiento del peso.

Plato típico de invierno para hacer frente al frío por su alto contenido calórico. Es un plato de difícil digestión, no recomendado para personas con estómagos delicados y con tendencia a tener gases. Se recomienda una cena ligera para hacer una buena digestión por la noche.

De postre comeremos una fruta y una infusión de boldo para mejorar la digestión.

Pirámide alimentaria:

El repollo pertenece a la familia de las coles y éstas son las verduras más ricas en vitamina C, vitamina de efecto antioxidante que potencia nuestras defensas frente a todo tipo de enfermedades. Su fuerte olor se debe a compuestos azufrados que nos protegen del cáncer y de las enfermedades degenerativas, como las cardiovasculares, el Parkinson o el Alzheimer. Es una verdura con gran efecto diurético siendo muy beneficioso para los hipertensos y los que sufren de retención de líquidos.

Los garbanzos nos aportan energía, nos ayudan a regular el colesterol, el azúcar y el funcionamiento del intestino. Deberemos masticarlos y ensalivarlos bien en la boca, para no tener problemas de digestión. Sus proteínas se completan en la receta de hoy con las de las carnes, aunque también se pueden combinar con las proteínas del pan (cereal) que siempre debe estar presente en todas las mesas para que estemos bien nutridos. Nos aportan magnesio que reduce los síntomas premenstruales en la mujer, evita los calambres durante el embarazo, atenúa los síntomas de la menopausia, regula el tránsito intestinal y equilibra el estado de ánimo. También nos aportan vitaminas del grupo B que contribuyen a mantenernos con un buen equilibrio emocional y en un óptimo estado nutricional al intervenir en los fenómenos de metabolismo y asimilación de nutrientes. Los folatos que son un tipo de vitamina B, tienen un efecto antianémico y nos evitan la depresión ya que equilibran el funcionamiento del sistema nervioso. Una dieta rica en folatos evitará abortos, niños prematuros, malformaciones en el feto y aseguran el buen desarrollo y crecimiento de los niños. Tendemos a eliminar las legumbres de nuestra dieta con la idea errónea de que engordan. Lo que realmente engorda en la receta de hoy son los embutidos y la fritura de los rellenos.

Quitaremos la grasa visible del trozo de zancarrón ya que es una grasa que aumenta el colesterol, obteniendo así una carne con poca grasa y mucho hierro y vitaminas. Las vitaminas de la carne se quedan en el agua de cocción, de manera que en el caldo de la sopa de hoy nos encontramos con vitaminas que normalmente se pierden cuando cocinamos la carne de otra manera, por ejemplo a la plancha.

Los embutidos de esta receta, chorizo, tocino, morcilla y cecina, serán alimentos de consumo ocasional, colocándolos en la punta de la pirámide, sobre todo para las personas con sobrepeso, colesterol, tensión arterial alta y con retención de líquidos. Son importante fuente de grasas que aumentan los niveles de colesterol y el peso y además aportan mucha sal. Alimentos de difícil digestión, no recomendados para personas con digestiones lentas y propensas a gases.

Consejo de la Doctora Telleria:

Aprovecharemos el caldo del cocido para hacer sopas que nos hidratan, y que nos aportan vitaminas, minerales para que nuestro organismo funcione correctamente.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: