Karlos Arguiñano en tu cocina

Huevos al cielo, para personas convalecientes o con osteoporosis

Huevos al cielo, para personas convalecientes o con osteoporosis

Autor:

Análisis nutricional y pirámide alimentaria de la receta de huevos al cielo de Karlos Arguiñano.

Información nutricional de la receta: "Huevos al cielo"

Plato muy nutritivo que nos aporta proteínas de alto valor biológico necesarias para mantener la masa corporal, las defensas en condiciones y un correcto metabolismo. Además, este plato nos aporta energía en forma de hidratos de carbono complejos y grasas saludables para la salud.

Es un plato hecho con ingredientes sanos que deben estar presentes habitualmente en nuestra dieta para que estemos bien nutridos. Buena manera de mejorar la presencia de leche en nuestra dieta.

Es un plato recomendado en especial para personas convalecientes de una enfermedad, personas con poco apetito y personas con problemas de osteoporosis, debido a su alto valor nutritivo.

La ensalada acompañante mejora la presencia en la comida de fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes y agua.

De postre comeremos una macedonia de frutas.

Pirámide alimentaria:

El aceite de oliva también es un alimento de consumo diario que sube el colesterol bueno y baja el colesterol malo, ayudándonos a prevenir la arterioesclerosis o formación de placas de grasa en las paredes vasculares. Mejora la digestión y ayuda al buen funcionamiento de la vesícula biliar para evitar la formación de piedras. Favorece el crecimiento óseo y mineralización de los huesos, siendo muy importante en la edad infantil y en las personas mayores. Por su acción antioxidante ralentiza el proceso de envejecimiento y mejora el estado de la piel. Es la mejor fuente de vitamina E, vitamina de la longevidad que nos ayuda a prevenir las enfermedades que aparecen con el paso de los años. El aceite de oliva es el más apropiado para hacer frituras como la de esta receta, ya que es el aceite que mejor aguanta las altas temperaturas y es el aceite que menos impregna el alimento de grasa, de manera que la fritura con aceite de oliva nos aportará menos calorías que si la hacemos con otro aceite.

La leche es la mejor fuente de calcio para nuestros huesos. Además nos aporta proteínas de calidad, grasas y azúcares, vitaminas, minerales y agua. Añadir leche a nuestros platos contribuye de manera importante al aporte de proteínas de calidad, minerales como el calcio, fósforo y magnesio, y vitaminas A, D y B, siendo una práctica aconsejada en los menús de las personas mayores que tienen déficit en estos nutrientes, y así asegurarnos el correcto mantenimiento de sus huesos y de todos sus órganos. La leche es un alimento esencial también en la dieta infantil para asegurar un óptimo crecimiento y desarrollo.

El huevo es la mejor fuente de proteínas. Sus grasas no suben el colesterol de manera que comer 4 o 5 huevos a la semana no supone ningún riesgo para nuestras arterias. Nos aporta vitaminas A y E, de efecto antioxidante que nos ayudan a prevenir todo tipo de enfermedades y que nos retrasan el envejecimiento. También es una fuente de vitamina D, escasa en muchas personas y necesaria para que nuestros huesos estén sanos. El huevo tiene hierro de fácil asimilación, necesario para que no tengamos anemia. También nos aporta zinc y selenio minerales de efecto antioxidante que nos previenen del envejecimiento. Alimento recomendado para las personas convalecientes de una enfermedad por su alto valor nutritivo.

El consejo de la Doctora Telleria:

No eliminemos la leche de nuestra dieta ya que corremos riesgo de que nos falte algún nutriente necesario para estar sanos.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: