Karlos Arguiñano en tu cocina

Achicoria con calabacín y manzana, plato saludable y de fácil digestión

Achicoria con calabacín y manzana, plato saludable y de fácil digestión

Autor:

Análisis nutricional y pirámide alimentaria de la receta de achicoria con calabacín y manzana de Karlos Arguiñano.

Información nutricional de la receta: "Achicoria con calabacín y manzana"

Es un plato saludable recomendado para todos. Además, es de fácil digestión, por lo que está recomendado para personas con estómagos delicados. Este plato también mejora el funcionamiento del hígado y facilita el tránsito intestinal.

Las personas con sobrepeso y colesterol escogerán queso para rallar con bajo contenido en grasa.

De postre comeremos una fruta y un yogur con 2 nueces.

Pirámide alimentaria:

Como todas las verduras de sabor amargo, la achicoria favorece la función del hígado, ayudándonos a hacer mejor la digestión. Nos aporta betacaroteno, un precursor de la vitamina A, que no se destruye con la cocción y que nos mejora la vista y nos protege la salud del corazón y las arterias. Además potencia nuestras defensas frente a todo tipo de enfermedades. Como todas las verduras y hortalizas apenas tiene calorías y es rica en potasio, ayudándonos a eliminar la retención de líquidos. Buena fuente de fibra, reguladora del tránsito intestinal, recomendada para personas que sufren de estreñimiento.

El calabacín apenas tiene calorías y es muy diurético de manera que es un alimento interesante para las personas que hacen una dieta adelgazante. También es un alimento recomendado para diabéticos, hipertensos y personas con problemas de colesterol. Se recomienda a los estreñidos comerlos con piel y con las semillas de su pulpa.

La manzana la colocamos dentro del grupo de las frutas en la zona verde de la pirámide. Tiene efecto antioxidante, ayudándonos a retrasar el proceso de envejecimiento y a estar sanos, sobre todo si la comemos con piel. Si la comemos con piel nos ayudará a combatir el estreñimiento y si la comemos sin piel nos ayudará a hacer frente a la diarrea. Nos aporta potasio y apenas tiene sodio, de manera que es un alimento que nos ayuda a eliminar la retención de líquidos. La pectina y los polifenoles (antioxidantes) de la manzana mejoran el metabolismo de las grasas y reducen los procesos inflamatorios relacionados con el riesgo a padecer dolencias cardíacas.

El pan de molde no debe sustituir al pan, ya que en su composición lleva grasas que en muchas ocasiones son malas para la salud, ya que suben el colesterol. por este motivo deberemos leer el etiquetado nutricional. Lo colocaremos en la zona roja de la pirámide, siendo un alimento de consumo ocasional.

Consejo de la Doctora Telleria:

Un consumo excesivo de fruta desequilibra la dieta y puede ser factor causal de obesidad, de manera que lo recomendable es no pasar de las 3 frutas al día.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: