Karlos Arguiñano en tu cocina

Judías verdes con patatas, para mejorar la salud cardiovascular

Judías verdes con patatas, para mejorar la salud cardiovascular

Autor:

Análisis nutricional de la receta de judías verdes con patatas y mahonesa de ajo de Karlos Arguiñano.

Información nutricional de la receta: "Judías verdes con patatas y mahonesa de ajo y pimentón"

Es un plato saludable recomendado para todos. Nos ayuda a hacer frente al estreñimiento y mejora la salud cardiovascular. Además, es una forma diferente de introducir verdura en nuestra dieta.

Las personas con sobrepeso tendrán cuidado con la cantidad de mahonesa que acompañe a las judías verdes.

De postre comeremos una fruta y tarta de frutas, que nos aporta proteínas de calidad necesarias para el mantenimiento de la masa muscular, energía en forma de hidratos de carbono y grasas, vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. También nos ayuda a combatir el estreñimiento. Postre recomendado para el deportista y personas con gran desgaste físico.

Pirámide alimentaria:

Comer ajo cada día reduce la tensión arterial, el colesterol y los triglicéridos, de manera que incorporarlo en nuestros platos es una buena forma de proteger la salud del corazón y de las arterias. Además el ajo picado nos ayuda a prevenir la contaminación de los alimentos con bacterias que pueden hacer peligrar el buen estado de nuestra salud. Lo colocaremos dentro del grupo de verduras y hortalizas en la base de la pirámide, siendo alimentos de consumo diario y de presencia obligada en todos nuestros platos.

Las judías verdes aportan pocas calorías, de manera que pueden formar parte de una dieta adelgazante siempre que las cocinemos con poca grasa. Por este motivo se recomienda para los que se están cuidando el peso, ser moderados con la cantidad de mahonesa que acompañe a las vainas. La fibra de las vainas nos ayuda a bajar el colesterol y el azúcar, a mejorar nuestras digestiones y a regular la función intestinal para que no tengamos estreñimiento. Tienen antioxidantes que nos ayudan a prevenir todo tipo de enfermedades. Alimento recomendado para las embarazadas, ya que tiene folatos necesarios para prevenir malformaciones en el feto, y para el correcto desarrollo y crecimiento del niño.

El aceite de oliva virgen extra nos aporta vitaminas, antioxidantes y grasas esenciales que el organismo no los puede sintetizar y que son necesarias para la vida. Además las grasas del aceite de oliva nos ayudan a disminuir el colesterol malo en sangre y subir el colesterol bueno. Contribuye a regular el funcionamiento intestinal previniendo el estreñimiento y mejora el vaciamiento de la vesícula biliar previniendo la formación de piedras. El aceite de oliva virgen extra de la sopa de hoy contiene vitaminas A, D y además, se diferencia de otros aceites por tener una mayor proporción de vitamina E, cuya función más importante es actuar como sustancia antioxidante y combatir el envejecimiento.

Las patatas nos aportan fundamentalmente azúcares de asimilación lenta responsables de darnos energía y de regular nuestro comportamiento alimentario, de manera que es un ingrediente en la receta importante para que estemos bien nutridos. Lo ideal es tomarlas hervidas, cocinadas al vapor o asadas al horno con su piel, ya que es la forma en que conservan mejor sus propiedades nutritivas.

Consejo de la Doctora Telleria:

La mejor manera de aprovechar las vitaminas de las verduras es comerlas crudas en forma de ensaladas o cocinadas al vapor como en esta receta.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: