Karlos Arguiñano en tu cocina

Huevos, gambas, ajos frescos y patatas, plato rico en proteínas de calidad

Huevos, gambas, ajos frescos y patatas, plato rico en proteínas de calidad

Autor:

Información nutricional de la receta de Karlos Arguiñano de huevos, gambas, ajos frescos y patatas paja.

Información nutricional de la receta: "Huevos, gambas, ajos frescos y patatas paja"

Este plato está hecho con ingredientes nutritivos y cocinados de una forma saludable, de manera que es un plato recomendado para todos. Buen aporte de proteínas de calidad recomendadas para todos y en especial para deportistas, niños, adolescentes, embarazadas y personas de edad.

La ensalada acompañante completa el aporte de fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes y agua.

De postre comeremos una fruta y un yogur.

Pirámide alimentaria:

Los ajos frescos nos aportan muchas vitaminas y minerales. Además tienen componentes azufrados de efecto antioxidante que nos ayudan a no enfermar. Depurativos y de efecto diurético, son un alimento recomendado para personas con retención de líquidos. También para los enfermos del corazón y para los hipertensos. Los colocaremos dentro del grupo de las hortalizas en la zona verde de la pirámide.

Las patatas tienen un gran efecto saciante ayudándonos a controlar nuestra conducta alimentaria. Los hidratos de carbono presentes en las patatas nos aportan la energía para realizar nuestras actividades. Cocidas con piel tienen más nutrientes y menos calorías que como las hacemos en esta receta. Las patatas son una fuente de vitamina C de efecto antioxidante y vitaminas del grupo B necesarias para tener un correcto metabolismo. Las patatas con manchas verdes o las que empiezan a germinar deben cortarse y pelarse con cuidado o no consumirse. Alimentos de consumo semanal, las colocaremos en la zona naranja de la pirámide.

Las gambas poseen un alto valor nutritivo, ya que aportan una cantidad considerable de proteínas de calidad, minerales, vitaminas y además tienen poca grasa por lo que aportan pocas calorías. Se recomienda un consumo moderado a las personas que tienen el ácido úrico elevado en sangre y a quienes deben llevar a cabo una dieta con poca sal. 100 gramos de gambas aportan el doble de colesterol que la misma cantidad de carne de ternera o de cerdo. 100 gramos de gambas cubren más de la mitad (el 60%) del colesterol diario recomendado. Sin embargo el colesterol de los alimentos no es peligroso para nuestra salud sino las grasas saturadas y las gambas apenas las tienen, de manera que no supone ningún riesgo comer marisco para mantener los niveles de colesterol dentro de la normalidad, siempre que seamos moderados con la ración.

El huevo es un alimento básico en nuestra dieta ya que tiene la mejor proteína, sus grasas no suben el colesterol, nos ayuda a no tener anemia y a aumentar nuestras defensas. Cocinado como en esta receta, apenas tiene calorías. Es bueno para la vista, para la piel, el pelo y las uñas. Bueno para la fertilidad y para evitar malformaciones del feto. Nos ayuda a mantener los huesos y dientes sanos. Lo recomendable, hasta un huevo al día por las grandes propiedades nutricionales que tiene.

Consejo de la Doctora Telleria:

Acompañaremos a platos como el de esta ocasión con una buena ración de verduras.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: