Karlos Arguiñano en tu cocina

Piel o peladura de piña

Piel o peladura de piña

Autor:

Hoy vamos hablar de la piña. Bueno, mejor dicho, del uso que le damos en nuestra cocina a la piel o peladura de piña. He hablado más de una vez de las pieles de las frutas¿ muchas veces las descartamos y sólo empleamos la fruta pelada para nuestras preparaciones.

Las pieles de la naranja y del limón son imprescindibles para la preparación de mucho tragos ¿largos¿. En el caso de la piel de naranja se emplea mucho para aromatizar el azúcar. Si metemos trozos de piel de naranja en un tarro con azúcar y lo cerramos herméticamente, conseguiremos un azúcar con un toque de naranja muy interesante.

La peladura de manzana es buena en la preparación de mermeladas y jaleas.

Con la piel de piña hacemos una especie de infusión muy interesante. Lo empleamos para un postre que presentamos en el verano del 2006. Preparábamos una ¿bola de melocotón asado¿ que se introducía en esta infusión. Lo que utilizamos en la mayoría de infusiones: agua, piel de piña y azúcar. Lo dejamos hervir durante bastante tiempo y luego lo colamos por una estameña o tela muy fina.

Este líquido tiene un agradable aroma y en nuestro caso lo condimentamos con una pizca de cúrcuma. Creo que le podría ir bien un pizca de canela o incluso vainilla.