Karlos Arguiñano en tu cocina

Pimpinela

Pimpinela

Autor:

Creo que tiene mucho interés el tema del que vamos a hablar hoy. Se trata de una planta muy poco conocida en la cocina, pero que es muy atractiva: la pimpinela. También se conoce como "Hierba de cuchillo", "Pimpinela menor", "Sanguisorba menor" o "Hierba cuchillera".

Es de origen europeo, las hojas resisten hasta bien entrado el invierno y aparecen de nuevo a comienzos de la primavera, por lo que son casi perennes.

Las flores rojas que brotan a principios del verano forman unas cabezuelas pequeñas y esféricas de unos 12 mm de diámetro.

La pimpinela, una hierba popular en los jardines de las casas de campo inglesas, fue llevada a Norteamérica por los primeros colonizadores.

Se está empleando mucho para las ensaladas que tanto se preparan ahora con hojas pequeñas. Pero también se utiliza de otras maneras, como por ejemplo: verduras para preparar sopas, salsas o cremas; adobadas en vinagre; para aliñar ensaladas y verduras; para aromatizar patés y mantequillas; para untar pescados o carnes; a la parrilla; o para hacer la salsa ravigote.

Actualmente se utiliza, sobre todo, en Francia e Italia, donde suele venderse en los mercados, incluida en manojos de hojas y hierbas destinadas para elaborar ensaladas mixtas.

Vamos a ver a ver si somos capaces de definir su sabor: desprenden un aroma similar al de las nueces y tienen un sabor que recuerda al del pepino y en algún caso al melón. Se podría decir que estas hojitas tienen un sabor agridulce, por lo que son perfectas para las ensaladas verdes mixtas.

Os puedo contar que para muchos es un producto nuevo en la cocina, pero la pimpinela fue en las épocas remotas, una hierba favorita para ensaladas, siendo sus suaves hojas de color verde azulado, apreciadas por su sabor refrescante y dulzón.

Me parece que puede sustituir al perejil picado en muchas recetas. Guarda un gran parecido con las hierbas aromáticas. Es una hojita muy humilde pero con muchas posibilidades. No las podemos comer como si fuesen unas acelgas o espinacas, pero pueden dar un toque especial a muchos platos.

Debe tener muchas propiedades curativas y se emplea en la preparación de muchos remedios para distintas enfermedades o dolencias. Para los amantes de los experimentos en la cocina¿ aquí tenéis otro ingrediente más para condimentar y enriquecer vuestras preparaciones.