Karlos Arguiñano en tu cocina

Puré y láminas de patata azul

Puré y láminas de patata azul

Autor:

Hoy quiero dar una idea a la gente que durante estos días tiene que cocinar y quiere sorprender sin liarse mucho. Os voy a dar una idea de guarnición para sorprender: utilizar la patata azul en lugar de la patata normal.

Podemos hacer un plato muy sencillo y acompañarlo con un puré o unas láminas de patata azul.

La patata siempre en una buena guarnición para cualquier tipo de plato. Acompaña bien lo mismo carne blancas que rojas o pescados.

Gusta a casi todos y permite todo tipo de tratamiento: cocido en agua o al vapor, frito, asado. A mi me encanta, no me quiero ni imaginar lo que pagaríamos por la patata si fuera difícil de cultivar o no fuera tan abundante.

Es un producto de primera y por suerte podemos disponer de él durante todo el año. Por eso propongo la patata azul. Estamos muy acostumbrados a ver la patata en el plato, pero si lo presentamos de otro color sabemos que les gustará a casi todos los comensales y el color los sorprenderemos.

En este momento servimos un "pato bien azulón" (es un pato salvaje que se conoce como azul) que lo acompañamos con puré y láminas de patata. La verdad es que ese color violeta embellece mucho el plato.

¿Cómo se prepara ese puré y los cristales? Lo cierto es que es muy sencillo y lo puedo explicar por si se anima alguien. Es igual que manipular cualquier otro tipo de patata:

Puré de patata azul: Envolver la patata en film de cocina y cocer en el microondas. Pelar, machacar hasta hacerlo puré y condimentar con aceite, sal y jengibre.

Y cómo haremos esas láminas tan bonitas. También es muy sencillo pero necesitaremos más tiempo:

Para las láminas de patata: Hacer un puré de patatas. Estirar el puré con un rodillo entre dos papeles de horno. Hornearlas a 60 grados hasta que se sequen. Retirar el papel y freír en una sartén con aceite no muy caliente (sin apenas dar color).