Karlos Arguiñano en tu cocina

Sifón de espuma

Sifón de espuma

Autor:

Hoy os voy a hablar del sifón de espuma que, aparte de ser muy útil, es algo muy divertido: me atrevería a decir que pese a ser algo serio, incita a jugar y a divertirse cocinando. Este sifón fue toda una novedad en la cocinas. Ideado en 1985 por Ferrán Adrià, propietario del prestigioso restaurante "El Bulli", el Sifón Espumas Gourmet ha revolucionado las cocinas.

Sencillo y fácil de usar, permite crear texturas y jugar con sabores que hasta ahora sólo estaban al alcance de los grandes cocineros.

Basadas en las mousses tradicionales, estas espumas se usan en la elaboración de platos basados en frutas y verduras, como las espumas de espárragos, guisantes, fresas, peras...

Pero también con otros ingredientes, desde infusiones especiadas, pasando por caldos y hasta queso fresco.

Las posibilidades son infinitas y se materializan en postres, guarniciones de platos, platos entrantes, etc. En cualquier caso, las espumas colaboran en la ejecución final de los platos, dándoles una novedosa textura mucho más suave y ligera.

Las espumas que se preparan con la ayuda de este sifón no necesitan añadir elementos lácticos ni huevos, así el sabor auténtico de las frutas, verduras... se mantiene intacto. Por ejemplo, en una mousse clásica, a un litro de zumo o puré hay que añadirle un litro de líquido, además de huevos. De esta forma se pierde el sabor original del ingrediente principal. Con el sifón, al litro de zumo o puré, sólo hay que añadirle aire; con lo que preserva íntegramente el sabor.

El sifón de espumas se trata de un montador de nata al que se le incorpora aire mediante cargas de N2O comprimido. Tanto su limpieza, como mantenimiento, son muy sencillos gracias a que todas sus piezas se desmontan individualmente. Las espumas no necesitan otro elemento que no sea el aire, lo que las hace perfectas para las dietas bajas en grasas o sin ellas.

Este simple sifón fue toda una novedad y nos permite, como he dicho antes, jugar un montón. Esta nueva técnica, permite hacer espumas que antes eran impensables, por ejemplo deliciosas espumas de agua de ostras, de cava o sorprendentes espumas de humo o de jamón.

Dada la sencillez de su uso, permite combinar los distintos ingredientes poniendo como único límite la imaginación del usuario. Para la preparación sólo es necesario tener los ingredientes básicos que previamente se hayan elegido, introducirlos en el sifón y aplicar el aire necesario que especifica cada modelo.

Además