Karlos Arguiñano en tu cocina

Naranja bacón

Naranja bacón

Autor:

El secreto de Juan Mari Arzak, una propuesta de aperitivo muy de temporada preinvernal: la naranja con bacón.

Por un lado están las naranjas en su momento (algo acidillas aún, pero esta condición para una receta salada resulta óptimo). Sólo necesitamos gajos de naranja, panceta y unos pocos condimentos:

Ingredientes
  • 2 naranjas grandes
  • 12 lonchas finas de bacón
  • 1 vaina de algarroba
  • 1 vaina de vainilla (congelada y rallada)
  • 1 pizca de tandori
  • pimienta negra
  • canela
  • clavo
Elaboración

Cortar los gajos a sangre (sin ningún tipo de corteza), trocear de forma rectangular, espolvorear con algarroba y rama de vainilla congelada recién ralladas.Echar una pizca de tandori. Envolver los trozos de naranja en el bacón y pasarlos por una sartén caliente a fugo vivo hasta que estén dorados. Para finalizar, lo ensartamos en una brocheta de plástico que se sitúa sobre una ventosa, de manera que se presenta de forma original en vertical.

No hay que tomar esta receta al pie de la letra. Sólo es fundamental la naranja y el bacón. Si no tiene vaina de algarroba, se prescinde de ella. El tandori, se puede sustituir por una mezcla de especias como pimentón, jengibre, pimienta negra, canela y clavo.

Esto es lo que es la receta en si. Otra cuestión es como se nos ocurrió este feliz maridaje. Una primera razón de ser de esta combinación: siempre con elementos muy grasos conviene casarlos para rebajar su carga de grasa con elementos frutales y ácidos. En este caso naranja, pero puede ser también con lima, con la ácida fruta de la pasión. La naranja se ha asociado históricamente a alimentos grasos como el pato: el famoso pato a la naranja o con el cerdo, el tocino ensartado con frutas, etc.

Estos bocados está muy de moda cada vez es más habitual empezar una cena con este tipo de aperitivos. También nos inspiramos en piruletas singulares de nuevo cuño que ya se están viendo de sabores curiosos e inéditos.

Su originalidad no solo radica en su imagen, que es más bien simple, sino en su sabor. El mundo de las golosinas está en plena experimentación. Las piruletas ya no se llevan de sólo naranja, ni de fresa, ni de limón, sino de Absenta, Wasabi o Bacon. Si queréis ir a la última, ya sabéis, toca cambiar las ideas asociadas a lo dulce en combinación con elementos más asociados a lo salado.

Por otra parte se pueden ver muchas otras recetas de esta asociación de la naranja con elementos grasos (sobre todo con bacón) como Ataditos de navajas y bacón con verduras a la plancha y reducción de zumo de naranja, pollo relleno de naranjas con bacón, atún mechado con tocineta, salsa de naranja y cava, solomillo de cerdo con bacón a la naranja. Y la más famosa de todas: Pato con salsa de naranja, receta que aparece en la película "Babe, el cerdito valiente".