Karlos Arguiñano en tu cocina

Tomate asado y crujiente

Tomate asado y crujiente

Autor:

Hoy traigo un aperitivo para los amantes del tomate: Tomate asado y crujiente. Un bocado muy sencillo de preparar y riquísimo de comer.

Vamos a hacer fundamentalmente el paso a paso de este bocado. Lo único que debemos cuidar será la calidad de la materia prima. Necesitaremos unos buenos tomates cherry, ajo, orégano, perejil (o los condimentos que más nos gusten), sal, aceite y un poco de pasta filo.

La pasta filo es una pasta de la que ya hemos hablado en alguna ocasión. Es muy blanda, fina, muy fina, tanto que es transparente y muy utilizada tanto en algunas cocinas tradicionales (sobre todo en Grecia y su entorno, así como en diversos países árabes) como en la culinaria más puntera y moderna. Su aspecto se asemeja al de una hoja de papel, pero su textura y fragilidad son bien diferentes.

Se puede hacer en casa pero es algo complicado, mejor es emplear la que venden ya preparada, que viene cortada con un grosor idóneo. Dicen que es de origen griego, aunque también es extensamente utilizada en la cocina árabe para la elaboración de especialidades, tanto dulces como saladas.

Para ser más precisos en nuestra receta de hoy:

12 tomates cherry
agua hirviendo
una pizca de orégano
un ajo picado
una cucharada de perejil picado
una cucharada de aceite de oliva
agua y sal

Además

hojas de pasta filo
una cucharada de aceite de oliva
perejil picado

Primero escaldamos los tomates para pelarlos y los salteamos en una sartén con el aceite o lo asamos en el horno, junto con el ajo y las hierbas aromáticas (perejil y orégano). Cuando tenemos los tomates a punto, los envolvemos en pasta filo.(previamente cortada en cuadrados).

Los espolvoreamos con perejil picado, los pintamos con aceite y los metemos en el horno a 180 grados durante tan sólo 4-5 minutos, hasta que se dore la pasta.

Se pueden tener los tomatitos listos con antelación y en el momento de comer se envuelven en la pasta y en 5 minutos están preparados.

Si alguien tiene problemas para conseguir la pasta filo lo puede preparar con hojaldre -comprado congelado- estirándolo y después de estar muy fino, se corta de similar forma a la otra pasta.