Karlos Arguiñano en tu cocina

Refresco de cola

Refresco de cola

Autor:

El refresco de cola se podría decir que es una bebida relativamente nueva, pero que ha sabido conquistar los paladares de casi todo el mundo. Este refresco participa en uno de los combinados más internacionales, el cuba libre, pero también se puede emplear en la cocina salada o en la dulce.

Para los puristas de la gastronomía, usar un refresco de cola en la cocina puede ser un pecado culinario imperdonable. Pero es un producto que lo tenemos muy a mano y algunos de los cocineros más vanguardistas lo han empleado para sus creaciones.

Se ha empleado tanto en la cocina salada como en la dulce. Como por ejemplo:

"Tarrina de cuba libre de foie-gras"

Quique Dacosta (Rest. El Poblet de Denia)

Según Quique Dacosta "Una reducción de Cola tiene como resultado, con sus matices de clavo y nuez moscada, un vino dulce estupendo". Su cuba libre de foie-gras, que se come con cuchara, se ha hecho famoso.

"Taco de queso azul con galleta de manzana y reducción de cola"

Juan Pablo de Felipe (Rest, El Chaflán de Madrid)

Hay unas cuantas recetas con cola en Internet, alguna con pollo y otras con lomo de cerdo. Debemos tener en cuenta que el refresco de cola está presenta en muchas neveras de nuestros hogares y muchos lo habrán empleado en sus recetas así como nosotros empleamos el vino, la sidra o la cerveza.

Te cuento como curiosidad que incluso en Francia, cuna de la cocina más heterodoxa, Fréderic Grasset, ex esposa del renombrado pastelero Pierre Hermé, hizo famoso su pollo a la cola, en su restaurante Korova, en París (que aparece en la película La Naranja Mecánica, de Stanley Kubrick).

En el Arzak sólo tenemos un plato elaborado con cola: "Foie con tejote". Empleamos la cola para hacer un MOJO DE COLA con el que luego acompañamos unos escalopines de foie.

El mojo lo hacemos triturando todos los ingredientes hasta dejar un puré fino.

- 200 grs. de cola
- 50 grs. de maíz crujiente
- 1 cebolleta asada a la plancha
- aceite de oliva
- un poco pan frito
- sal y jengibre