Karlos Arguiñano en tu cocina

Alpiste

Alpiste

Autor:

Hoy vengo con un producto muy conocido por todos, pero que no lo empleamos en nuestra cocina hogareña: El aspiste. El alpiste lo hemos venido utilizando tan sólo para alimentar nuestros pajaritos: jjilgueros, canarios u otros.

Conviene precisar que el alpiste es una planta gramínea originaria del Mediterráneo, pero se cultiva comercialmente en varias partes del mundo para usar la semilla sobre todo en la alimentación de pájaros domésticos. Pero el alpiste es una semilla perfectamente comestible.

El alpiste se emplea bastante en la medicina natural y aunque os parezca raro lo toma mucha gente como remedio. Y es que es una de las semillitas más potentes y nutritivas que hay en este planeta. Entre otras cosas, contiene mucha proteína vegetal: Alpisteha, proteína vegetal de gran calidad, además de ser rica en antioxidantes.

Pero la pregunta más esencial en este asunto es lógicamente ¿cómo se emplea en la cocina? El alpiste se puede emplear de muchas maneras y se puede agregar a un sinfín de elaboraciones como los licuados, los hotcakes, las galletitas, la granola, las sopas, el arroz, las ensaladas, algunos guisos, etc.

Es una semilla que podemos incorporar de manera muy fácil. No aparece en nuestro recetario, pero cómo sabía que era un producto interesante empecé a hacer pruebas. La gente que quiera empezar a hacer pruebas, podrá encontrar en Internet unas cuantas recetas. Así llevamos 2-3 años trabajando el asunto y lo hemos empleado para hacer galletas y mojo.

En este momento estamos empleando el alpiste para hacer unas galletas que acompañan a una tórtola y mojo con el que untamos el ave. El alpiste no aporta mucho sabor, pero precisamente por ello destaca el gusto del principal componente del plato y aporta una textura interesante.

A mi me gusta jugar y hemos hecho muchas pruebas con el alpiste. Y las seguimos haciendo. Y es que las semillas ¿ en este caso el alpiste- forman parte de muchos de nuestros platos, ya no sólo ya por valores nutricionales (que son muchos) sino por ese toque tan singular que aportan, por muy pequeño y simple que parezca. La magia que tiene un pan con semillas es sin duda algo que lo hace relevante, complejo, diferente.

Tags relacionados alpiste juan mari arzak alta cocina