Karlos Arguiñano en tu cocina

Recipientes de hielo

Recipientes de hielo

Autor:

Hoy os voy a dar una idea para hacer recipientes de hielo para presentaciones. No es raro presentar algunos alimentos sobre hielo. Muchos habréis visto cómo se presentan las ostras o las almejas crudas sobre hielo picado o triturado.

El cocinero mas grande de la historia (con permiso de Escofier) fue Marie-Antoine Carème (1783-1833). Su pasión por la gastronomía, específicamente la pastelería, se fusionó con la arquitectura. Fue ahí donde trasladó sus dibujos de arquitectura a sus pasteles, creando la torta de casamiento y en el caso que nos ocupa el tallado de hielo y azúcar.

Más tarde Auguste Escofier siendo chef en el Hotel Savoy de Londres (a fines del siglo XIX y comienzos del XX en sus célebres melocotones Melba (nombre que se da a diferentes preparaciones en honor a una célebre cantante australiana del siglo XIX, Nelly Melba). Introduce este soporte de hielo que como vemos no es algo tan nuevo pese a que se esté utilizando en la cocina vanguardista de hoy.

En esta histórica receta sirvió melocotones pochados sobre una cama de helado de vainilla, dentro de un platillo de plata inserto entre las alas de un cisne tallado en hielo y recubierto de un hilo de caramelo.

Ahora nosotros hacemos unos soportes de puro hielo que coloreamos con jugos naturales. Tenemos unos moldes especiales que nos permiten dar la forma que nosotros deseamos.

El hielo es translúcido y nosotros aprovechamos para ponerle unos leds (diodo emisor de luz) que le dan pequeños puntos de luminosidad al hielo. Es una forma divertida de presentar un plato.

En concreto, este momento estamos sirviendo unas frutas asadas con helado. Pero se puede jugar mucho con otras cosas. En casa se puede jugar a hacer pruebas. La materia prima que necesitamos es agua y eso nos permite experimentar. Se pueden servir unas frutas peladas o unas gambas cocidas¿

Nos puede venir bien cuando queremos sorprender a nuestros comensales. A veces recibimos en casa a gente ¿exigente¿ y puede ser una forma fácil de sorprender y hacer una presentación original en casa. Es un pequeño detalle y lo de la luz tampoco tiene mayor dificultad. Los leds se pueden comprar sin problemas.