Karlos Arguiñano en tu cocina

Tortilla fea de chocolate II

Tortilla fea de chocolate II

Autor:

Hoy vamos a tratar y realizar el tema de un postre buenísimo de sabor: una tortilla de chocolate. Un postre que nosotros llamamos deliberadamente "Tortilla fea de chocolate". Esta tortilla es algo que surgió de la iniciativa e idea de mi hija Elena.

Ella se negaba a sacar así una exquisita tortilla de chocolate, de la que era autora, porque no le parecía nada estética. Pero yo, me empeñé -tras muchas pruebas en las que estéticamente era más destacable, pero perdía mucho sabor-. La tortilla decidimos -adelantarnos a las criticas- en la carta llamarla así desde el principio, con el explícito enunciado de "tortilla fea de chocolate". Lo que se puede decir que era fea pero muy resultona.

Realmente es un ejemplo de cómo lo más relevante en la cuestión culinaria no es solo la presentación o la estética (por supuesto que ayuda a que un plato entre por los ojos). Pero, lo importante en las cosas del comer es sobre todo el gusto, el sabor. Si falla éste, el adorno carece de sentido. Es como el tema de la técnica que ayuda vitalmente a que un plato tenga entidad y que busque la perfección, pero sino emociona, no trasmite lo demás es juegos de artificio. Mucho ruido y pocas nueces

Y en esa imposibilidad que tuvo Elena de mejorar la presentación de su tortilla de chocolate sin arruinar su delicioso sabor, prevaleció el preservarlo por encima de toda cuestión estética. Osea, que hicimos de la necesidad -o en este caso fallo estético- una virtud gustativa. Lógicamente nadie ha criticado esta tortilla por su estética. Ya lo anunciábamos en la carta.

Nosotros hacemos una tortilla de chocolate con fideos (gelatina) de la punzante y acidilla maracuyá o fruta de la pasión y una salsa dulce de lechuga. Pero estos fideos son imprescindibles y se pueden sustituir por un poco de fruta. Lo ideal es el plátano muy maduro. En lugar de la salsa podéis emplear un poco de helado, nata, unas natillas o una crema inglesa. E incluso una crema de frutas y frutos secos.

Los ingredientes son muy sencillos, necesitamos:

- 3 huevos
- 75 gr. de azúcar
- 75 gr. de cobertura de chocolate negro 70 %
- 6 gr. de cacao

A esta tortilla le puede ir muy bien unos trocitos de plátano en el interior, cualquier fruta que vaya bien con el chocolate. Cuando la tortilla esté bien hecha, la cortamos y presentamos.

Un postre caliente muy delicado y fácil de hacer. Puede ser una merienda perfecta para los fríos domingos de invierno. Es muy fácil y todos los ingredientes pueden estar en casa siempre. Te diría que puede ser bueno incluso para desayunar.