Karlos Arguiñano en tu cocina

Esta mora me enamora (Moldes de silicona)

Esta mora me enamora (Moldes de silicona)

Autor:

Juan Mari Arzak nos devela uno de sus secretos: los moldes de silicona. En este caso, son moldes con forma de mora, lo que le permite crear atractivos postres con "moras" de chocolate o de gelatina.

Hoy vengo con algo que suena muy poético, tal y como lo hemos denominado: "Esta mora me enamora". Es un juego de palabras que me parece muy divertido.

Utilizamos moldes de silicona alimentaria que hacemos nosotros mismos, en este caso con forma de mora. También podemos encontrar en el mercado otros moldes de silicona, con caprichosas formas. 

Los moldes dan mucho juego en la cocina, por lo que siempre los hemos empleado mucho, pero hasta ahora casi todos los moldes eran de aluminio o acero inoxidable. 

Sin embargo, la silicona nos está permitiendo hacer los moldes que nosotros queremos. La mayor ventaja es que están hechos con un material muy flexible que es muy fácil de desmoldar, sobre todo cuando se trabaja con productos tan delicados como el chocolate o las gelatinas.

Su uso es muy interesante, pero lo mejor de todo es ver la cara de sorpresa que ponen los comensales cuando les ofrecemos unos tornillos de chocolate, unas estrellitas de mar o unas moras o nueces de gelatina.

Veamos la receta:

La Pura Mora (moldes de mora)
Ingredientes
  • 300 gr. de puré de mora
  • 3 gr. de kappa ( o cualquier otro gelificante que funcione en caliente)
Elaboración

Hervir el puré de mora. Apartar del fuego, añadir la kappa y mezclar rápidamente hasta que se disuelva. Vierte la mezcla rápidamente (porque se solidifica enseguida) en el molde e introdúcelo en el congelador. 

Un rato antes de servirlos, se sacan del congelador, se desmoldan y se sirven en un plato decorado con unas hojitas de menta o hierbabuena.