Karlos Arguiñano en tu cocina

Café

El café

El café se ha convertido en una bebida de ricos y pobres, sin distinción de edad, religión o cultura.

El café está muy presente en la preparación de platos dulces o en repostería. Se utiliza para hacer todo tipo de cremas, salsas, helados o para aromatizar flanes o galletas. La famosa moka, es una de las cremas más conocidas en repostería.

En la cocina salada también interviene el café. A nosotros nos resulta un poco raro, pero al igual que le podemos añadir un poco de chocolate a un guiso de caza, en algunos guisos se añade café. Como en el "Guiso brasileño de carne de vaca con café".

Receta de vinagreta de café
Ingredientes:
  • 1/4 l de agua
  • 125 gr de azúcar
  • 10 gr de café soluble
  • 2 cucharadas de vinagre de Módena
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez
  • 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Elaboración: 

Mezclar en un cazo el agua y el azúcar. Disolver el café en la preparación señalada una vez que esté caliente. Ponerlo a fuego suave y dejar reducir hasta que adquiera una consistencia casi cremosa. A continuación mezclarlo con los vinagres y el aceite. Dejar así en maceración durante unas horas.

Esta vinagreta es ideal para aliñar una ensalada de coliflor, brócoli, puerro, zanahoria, langostinos y un poquito de foie fresco.

Para hacer esta ensalada, se dora una chalota en una sartén con un poco de aceite. Se añaden los ramilletes de coliflor y brócoli, los bastoncitos de puerro, la zanahoria en láminas y se saltea todo.

Una vez salteadas las verduras, se saltean unos langostinos y se cocinan a la plancha unas láminas de foie.

En el último momento, cuando la ensalada está montada en el plato, se pintan el foie y las verduras con la vinagreta de café. 

Es una ensalada diferente y divertida.