Karlos Arguiñano en tu cocina

Verduras crudas, gran efecto diurético y depurativo

Verduras crudas, gran efecto diurético y depurativo

Autor:

Verduras crudas, gran efecto diurético y depurativo, el consejo nutricional presentado por Ainhoa de la receta de Karlos Arguiñano Canelones fríos.

Verduras crudas:

El tomate y la cebolleta nos aportan minerales, entre los que destaca el potasio, de gran efecto diurético y depurativo.

Su fibra nos ayudará a regular el tránsito intestinal y así evitar el estreñimiento y el cáncer de colon.

Estas hortalizas nos aportan sustancias, que aumentan nuestras defensas frente al cáncer.

En verano tanto la cebolleta como el tomate formarán parte de cremas frías, salmorejo, gazpacho, licuados, ensaladas…platos sanos y muy nutritivos recomendados para todos en estos meses de calor ya que nos va a permitir hidratarnos, refrescarnos aportándonos además sustancias antioxidantes que nos van a proteger de los efectos nocivos del sol y de los excesos que cometamos durante el verano.

Canelones:

Muchas personas suprimen la pasta de su dieta con la falsa creencia de que así evitarán el exceso de peso. Pero aunque la pasta aporta energía no engorda, siempre que se acompañe de ingredientes sanos como en el caso de hoy.
Un aporte adecuado de hidratos de carbono nos ayudará a mantener el peso y la masa muscular, al impedir que se utilicen las proteínas musculares como fuente de energía. 

Bonito en aceite:

El bonito es un pescado azul, cuya grasa es rica en ácidos grasos omega 3 que nos ayudan a bajar los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre además de prevenir la formación de trombos.

Además aporta proteínas completas y de fácil asimilación que forman parte de nuestro organismo y contribuyen a mantener nuestras defensas.

También nos aporta vitaminas del grupo B, destacando la presencia de la vitamina B12 en cantidad superior a muchas carnes y pescados.

100 g de bonito aportan toda la vitamina B3 necesaria para un día y el doble de las necesidades diarias de vitamina B12.

Además, al ser un pescado graso, nos aporta vitamina A y D.

100 g de bonito nos aportan el doble de las necesidades diarias de vitamina D, vitamina deficitaria en muchas personas y que es necesaria para el mantenimiento de nuestros huesos.

El bonito nos aporta, hierro de fácil asimilación para combatir la anemia, fósforo, magnesio y yodo.

Una de las principales fuente de yodo son los alimentos de mar.

El yodo interviene en la función de la tiroides, una glándula que regula todas las funciones del organismo. Además asegura un correcto desarrollo del feto, siendo un mineral imprescindible en la dieta de la embarazada.

El magnesio asegura un correcto funcionamiento del intestino, del sistema nervioso y los músculos. También forma parte de los huesos y mejora las defensas.

Aceite de oliva:

El aceite de oliva utilizado en el plato de hoy, es de presencia diaria a razón de 4 cucharadas soperas ya que es una buena fuente de vitamina E, potente antioxidante que frena nuestro envejecimiento, mejora nuestra fertilidad y nos previene de las enfermedades degenerativas y vasculares.

Es una grasa que ayuda a bajar el colesterol y a mantener el corazón sano.

De postre brocheta de frutas y un yogur.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Canelones fríos
Pan
Brocheta de frutas
Yogur

Cena:

Ensalada de berros con patata, huevo y crema de aguacate
Pan
Fruta
Leche