Aperitivos

Receta de Tomate relleno de queso ahumado y vinagreta de nuez con cecina crujiente

Ingredientes de la receta de Tomate relleno de queso ahumado y vinagreta de nuez con cecina crujiente:
  • Para el tomate relleno:
  • 4 tomates medianos
  • 100 g de judías verdes (cocidas al dente)
  • medio calabacín en tacos
  • 5 espárragos verdes fileteados
  • 50 g de queso ahumado
  • 20 g de jamón serrano picado
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de jugo de carne
  • agua
  • sal
  • una pizca de orégano
  • Para la vinagreta:
  • 6 cucharadas de aceite de nuez
  • 2 cucharaditas de vinagre de sidra
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • el cuarto de una manzana granny smith rallada
  • 4 nueces peladas y troceadas
  • sal
  • Para la cecina crujiente:
  • 4 lonchas de cecina ahumada
  • unas gotas de aceite de semillas
Elaboración de la receta de Tomate relleno de queso ahumado y vinagreta de nuez con cecina crujiente:

Para el tomate relleno:

Pon un cazo con agua al fuego, lleva a ebullición y escalda los tomates en el agua durante unos instantes; saca y, cuando estén aún tibios, pélalos con sumo cuidado para no romperlos. Corta el tomate por la base y vacía parcialmente su interior, dejando las paredes suficientemente consistentes. Reserva, conservando parte de la pulpa retirada sin pepitas y colada. En una sartén con el aceite correspondiente fríe el jamón ya picado, añadiendo a continuación las verduras; saltéalas durante un par de minutos a fuego vivo y deja hacer un minuto más a fuego medio, añadiendo entonces el jugo de carne, el orégano y la pulpa de tomate reservada. Por otra parte, corta el queso en lascas finas y añádelo al salteado de verduras unos instantes, dándole el punto de sal. Cuando esté tibio, rellena el tomate y mantenlo en un sitio cálido.

Para la vinagreta:

Mezcla y bate ligeramente el aceite, el zumo de limón y el vinagre, añade la manzana rallada, sazona y, por último, las nueces picadas. Deja reposar un rato.

Para la cecina crujiente:

Pon en una plancha caliente las lonchas de cecina con unas gotas de aceite, haciéndolas por ambos lados hasta que queden crujientes.

Final y presentación:

Recorta las lonchas de cecina para adaptarlas a la forma del tomate, que estará aún tibio, tapando el hueco del mismo tras su rellenado. Da la vuelta al tomate y colócalo sobre el plato. Salsea con la vinagreta por encima.

Si no encuentras...

Espárragos verdes, puedes sustituirlos por puerros jóvenes.

Queso ahumado, puedes utilizar en su lugar un queso con carácter, tipo manchego, muy curado.

Aceite de nuez, puedes emplear un aceite neutro: maíz, cacahuete, girasol.

Manzana granny smith, puedes utilizar en su lugar una manzana reineta.

La cecina se puede suplir por un tocino con veta o tocineta.

Jugo de carne, emplea agua.

Orégano, usa pimienta

Consejo

No es conveniente vaciar los tomates con una cuchara ni tampoco con un cuchillo, ya que el cuchillo no se adapta bien a la redondez del tomate y la cuchara no tiene suficiente filo para retirar bien la pulpa. Lo ideal es afilar uno de los bordes de una cuchara, y de esta forma conseguimos la doble función de cuchara y cuchillo a la vez. En este caso, la cuchara deberá guardarse separada del resto para utilizarla en otras ocasiones. Para conservar la forma del tomate sin tener que darle la vuelta, cuando se realice el corte para proceder luego al relleno debe conservarse esta parte cortada que posteriormente utilizaremos como tapadera del tomate relleno. Es importante que el tomate, una vez vaciado, se sazone en su interior y se deje reposar boca abajo en una rejilla para que saque todo el agua que contiene.