Arroces y cereales

Receta de Arroz con morcilla y mahonesa de ajo

Ingredientes
  • - Para 4 personas:
  • 400 gr. de arroz
  • 1 morcilla de arroz
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 2 puerros
  • 1 zanahoria
  • 6 espárragos verdes
  • 1 cabeza de ajo + 1 diente
  • caldo de carne
  • 1 huevo
  • vinagre
  • aceite virgen extra
  • sal
  • pimentón dulce
  • perejil
Elaboración de la receta de arroz con morcilla y mahonesa de ajo

Pica la cebolla, la zanahoria, el pimiento verde y los puerros. Pon las verduras a pochar en una cacerola ancha con un chorrito de aceite. Sazona y deja que se cocinen a fuego moderado durante 15-18 minutos.

Cuando la verdura está bien pochada, agrega el arroz y rehoga bien y condimenta con el pimentón. Moja con el caldo bien caliente (el doble y un poco más de líquido que de arroz). Sazona y deja que hierva a fuego vivo durante 5-6 minutos.

Retira la piel a la morcilla, corta en rodajas y fríe en una sartén con aceite bien caliente hasta que se dore. Coloca la cabeza de ajo en el centro de la cazuela y dispón la morcilla frita en la vuelta. Introduce en el horno a 180º C. durante 18-20 minutos. Pasado este tiempo, saca la cacerola del horno y tápalo con un paño limpio y deja que repose durante 5 minutos.

Casca el huevo y vierte a un vaso batidor, agrega un diente de ajo laminado, una pizca de sal, un chorrito de vinagre y un vaso de aceite. Introduce la batidora hasta el fondo y empieza a batir sin mover el brazo del fondo. Cuando la mahonesa empiece a emulsionar, mueve la batidora para que se mezcle bien todo. Sirve el arroz y acompaña con un poquito de mahonesa. Decora con una ramita de perejil.

Consejo

Es conveniente cortar la morcilla en rodajas pequeñas y pasarlas por harina para que al freír no se rompa.

Comentario dietético

Los espárragos verdes, junto con el resto de hortalizas constituyen un fabuloso aporte de fibra dietética y sustancias con actividad antioxidante. Es una receta con alto aporte energético por lo que se recomienda moderar la ración ingerida y acompañar con un segundo plato muy ligero.