Carnes

Receta de Morcilla con yema

Ingredientes
  • 1 morcilla de arroz
  • 4 yemas de huevo
  • 4 láminas de pasta filo
  • 1 cebolla
  • mantequilla
  • aceite virgen extra
  • perejil
Elaboración de la receta de morcilla con yema

Corta la cebolla en juliana y ponla a pochar a fuego muy suave (para que quede caramelizada) en una sartén con un chorrito de aceite. Escurre el aceite y reserva la cebolla.

Quíta la piel de la morcilla, pica la carne y fríela en una sartén con una gotita de aceite. Deja cocinar hasta que quede crujiente. Resérvala.

Dobla una lámina de pasta filo por la mitad, úntala con mantequilla fundida y cubre bien el fondo de un molde. Recoge lo sobrante hacia adentro (tiene que quedar como una especie de cestita) y unta la parte interior con mantequilla. Haz lo mismo con las otras 3 láminas de pasta filo. Hornea los cuatro moldes a 200º C durante 15 minutos.

Desmolda las cestitas y rellénalas con la morcilla. Haz un hueco en el centro de cada cestita y rellénalo con la cebolla caramelizada. Coloca la yema de huevo encima de la cebolla e introduce en el horno caliente dos minutos más. Sirve la cestita en un plato y adorna con una ramita de perejil.

Consejo

Antes de emplear la pasta filo generalmente se unta ésta con un pincel de cocina con manteca derretida fina, en el caso de repostería o también con aceite de oliva en el caso de rellenos salados, pasteles, tartaletas. Esto hace que al hornear, a temperatura siempre alta, la masa se vuelve crujiente y dorada y algo ampollada.