Carnes

Receta de Blanqueta de cordero con fideos fritos

Receta de Blanqueta de cordero con fideos fritos

Autor:

Receta de blanqueta de cordero con fideos fritos, un plato preparado con falda de cordero, fideos de arroz fritos, champiñones y su salsa de nata, de Karlos Arguiñano.

Ingredientes
  • - Para 4-6 personas:
  • 800 gr. de falda de cordero
  • 50 gr. de fideos de arroz
  • 16 champiñones
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 3 nueces de mantequilla
  • 1 cucharada de harina
  • 2 yemas de huevo
  • 6 cucharadas de nata líquida
  • zumo de 1 limón
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • 8 clavos de olor
  • 2 ramas de romero
  • 1 rama de tomillo
  • perejil
Elaboración de la receta de blanqueta de cordero con fideos fritos

Pon 2-3 dedos de agua en la olla rápida. Sazona. Pela y trocea las zanahorias e introduce a la olla. Añade la cebolla en entero con los clavos, las ramitas de romero y la rama de tomillo. Corta en 8 trozos la falda de cordero e introduce a la olla. Coloca la tapa y deja cocinar (al 2) durante 10-12 minutos a partir de que comience a salir el vapor. Reserva la carne en un plato. Cuela el caldo y resérvalo.

Limpia bien los champiñones, quítales la tierra, córtalos por la mitad y dóralos en un cazo con un chorrito de aceite. Sazona. Escurre los champiñones y resérvalos.

Bate las 2 yemas de huevo en un cuenco, añade el zumo de limón y la nata líquida y remueve bien. Reserva esta crema.

Funde la mantequilla en una cacerola, añade la harina y remueve bien durante 5 minutos a fuego suave (sin que tome color). Añade 2 cazos de caldo de cordero, remueve. Agrega la crema, sin dejar de remover y cocina hasta que espese. Vierte el resto del caldo e introduce los trozos de carne y los champiñones. Deja cocinar el conjunto durante 5 minutos a fuego suave sin que llegue a hervir.

Fríe los fideos de arroz (poco a poco) en una sartén con aceite. Retira a un plato con papel absorbente para retirar el exceso de grasa. Sirve el cordero en un plato, salsea y acompaña con los fideos. Espolvorea con perejil.

Consejo

Conviene elegir aquellos limones que parezcan pesados para su tamaño, con la cáscara lisa, firme y brillante.