Carnes

Receta de Brochetas de conejo y plátano

Receta de Brochetas de conejo y plátano

Autor:

Receta de Karlos Arguiñano: brochetas de conejo, plátano y cebolleta con pimientos cherry y una ensalada de pimientos morrones.

Ingredientes de la receta brochetas de conejo y plátano:
  • 1 conejo
  • 3 plátanos
  • 4 cebolletas rojas pequeñas
  • 100 gr. de tocineta
  • 7 dientes de ajo
  • 2 pimientos morrones
  • 12 tomates cherry
  • aceite virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • perejil picado
Elaboración de la receta brochetas de conejo y plátano:

Limpia los pimientos morrones. Colócalos sobre la placa de horno, riega con un chorro de aceite, espolvorea con un poco de sal e introduce en el horno a 180º, durante 40 minutos.
Con un cuchillo, saca los lomos del conejo y la carne de los muslos traseros, córtalos en trozos de bocado. Pela los plátanos y córtalos en 3. Envuelve cada trozo de plátano con media loncha de tocineta. 

Ensarta en cada palo de brocheta, un trozo de plátano envuelto, un trozo de conejo, una cebolleta, otro trozo de conejo y por último otro trozo de plátano envuelto. Colócalas sobre otra bandeja de horno. Aplasta 4 ajos (sin quitarles la piel) y colócalos al lado. Salpimienta las brochetas y riega con un chorro de aceite. Introduce en el horno a 200º C durante 20 minutos.
Retira los pimientos, pélalos y córtalos en tiras. Pica un ajo finamente y añádelo. Riega con aceite y reserva.

Pica dos ajos en láminas y ponlos a dorar en una sartén con un poco de aceite, agrega los riñones cortados en láminas y los tomates cherry. Sazona, saltea brevemente y espolvorea con perejil picado.

Sirve en una fuente las brochetas, riega con el jugo que han soltado, sirve al lado el salteado de tomates y acompaña con la ensalada de pimientos morrones.

Consejo

Para dar más sabor al conejo, antes de preparar el conejo se puede macerar. Para ello pon en un recipiente, 3 cucharadas de aceite, una hoja de laurel, un chorrito de limón, salpimiéntalo e introdúcelo en la mezcla. Déjalo en el frigorífico durante 1 hora. Si lo dejas macerando de un día para otro, cogerá más sabor.

Receta indicada para personas que sufren obesidad.