Carnes

Receta de Pierna de cordero asada con berza

Receta de Pierna de cordero asada con berza

Autor:

Receta de pierna de cordero asada con berza acompañada de patatas confitadas, setas picadas y berza, de Ramón Roteta.

El cocinero Ramón Roteta nos prepara una receta de pierna de cordero con berza asada al horno.

Ingredientes
  • - Para 2 personas:
  • 1 pierna de cordero deshuesada y sus huesos
  • 1 berza
  • 1 patata
  • 8 setas
  • 2 dientes de ajo
  • agua
  • 1 copa de vino blanco
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
Elaboración de la receta de pierna de cordero asada con berza

Para hacer el caldo, pon a dorar los huesos de la pierna de cordero en una cazuela con un chorrito de aceite. Una vez dorados, vierte el vino y un poco de agua. Cuela el caldo y reserva.

Ata la pierna de cordero con una red, salpimienta y ponla a freír la en una sartén con un chorrito de aceite. Retira, colócala en una fuente y vierte por encima el jugo. Introdúcela en el horno y ásala a 190ºC, durante 18-20 minutos. Antes de finalizar, vierte el caldo reservado por encima.

Pon en agua la patata, escúrrela, pélala y corta 8 rodajas. Introdúcelas en una cazuela con un chorrito de aceite y confítalas poco a poco. Retira y reserva en caliente.

Retira las hojas verdes de la berza y cuando aparezca el repollo, pártelo por la mitad. Retira el tronco central y vuelve a partir por la mitad. Introduce las hojas blancas y ponlas a cocer en una cazuela con agua y un poco de sal. Tapa, cocina durante 5 minutos y escúrrelas.

Pica los dientes de ajo y fríelos en una sartén con un chorrito de aceite. Pica las setas en juliana y agrégalas. Sazona y saltea.
Coloca la berza cocida en la base de dos moldes y pon encima las rodajas de patata. Retira la pierna de cordero asada del horno, quítale la red, y córtala en 6 medallones. Colócalos encima de las patatas y añade las setas picadas. Salsea con el jugo de los huesos, retira el molde y sirve.

Consejo

Una carne tierna y jugosa del cordero da muy buen resultado en la cocina tanto al horno, a la plancha, como en guisos o estofados. En cuanto a las proteínas, la carne de cordero supone una fuente importante de ellas y además su calidad es muy buena.