Carnes

Receta de Lengua en salsa con patata y amaranto

Receta de Lengua en salsa con patata y amaranto

Autor:

Receta de lengua en salsa con patata y amaranto, Bruno Oteiza prepara este plato peculiar de lengua de ternera con mojo de almendras, amaranto y vinagre de frambuesa.

Ingredientes
  • - Para 4 personas:
  • 1 lengua de ternera
  • 2 zanahorias
  • 1 tomate
  • 1 puerro
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 cebolleta
  • 1 patata
  • 100 g de amaranto
  • 1 trozo de pan duro
  • 8 almendras crudas peladas
  • 50 g de chocolate blanco
  • 1/2 vaso de leche
  • 1 vaso de vino tinto
  • 1 vaso de vino blanco
  • agua
  • vinagre
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta negra
  • 1 clavo
  • 1 hoja de laurel
  • romero y cebollino para decorar
Elaboración de la receta de lengua en salsa con patata y amaranto

Pica la cebolleta y ponla a pochar en la olla rápida con un chorro de aceite. Añade la cabeza de ajos entera, las zanahorias en cuartos, el puerro picado, el tomate troceado y la hoja de laurel. Sazona, añade el clavo y 5 granos de pimienta negra y pocha bien todas las verduras. Vierte el vino blanco y el tinto y deja reducir un par de minutos. Introduce la lengua y cubre con agua. Tapa y cocina (al 2) durante 40 minutos a partir de que empiece a salir el vapor. Retira la hoja de laurel y los ajos. Retira la lengua y córtala en tacos. Tritura la salsa. Introduce los tacos de lengua y cocina durante 4-5 minutos más.

Fríe el amaranto en una sartén con un chorrito de aceite hasta que estallen los granos. Escurre sobre papel absorbente y reserva.

Para hacer el mojo, remoja el pan en la leche y pon todo en el vaso de la batidora. Agrega las almendras, 3 cucharadas de amaranto, una pizca de sal y un chorrito de vinagre de frambuesa. Tritura. Derrite el chocolate blanco y mézclalo con el mojo.

Corta la patata en rectángulos y cuécelos en un cazo con agua y sal. Escurre las patatas, píntalas con el mojo y pásalas por el amaranto.

Emplata la lengua con su salsa y acompaña con las patatas. Decora con romero y con cebollino y espolvorea con unos cristales de sal.