Carnes

Receta de Carpaccio de pollo a la mostaza

Receta de Carpaccio de pollo a la mostaza

Autor:

Deliciosa receta de carpaccio de pollo a la mostaza, un plato refrescante ideal para el verano preparado con jengibre, tomates cherry y aguacate, de Enrique Fleischmann.

Ingredientes
  • - Para 2 personas:
  • 1 pechuga de pollo
  • 1 kg de sal gruesa
  • 20 g de semillas de mostaza
  • 10 g de jengibre
  • 3 tomates cherry
  • 1/4 de aguacate
  • 35 g de azúcar
  • mezcla de hierbas (rúcula, canónigos, berros, albahaca...)
  • germinados de mostaza
  • reducción de vinagre de Módena preparada
  • aceite de oliva
  • sal
  • 5 g de cúrcuma en polvo
Elaboración de la receta de carpaccio de pollo a la mostaza

Pon en una fuente la sal gruesa, 30 gramos de azúcar y el jengibre picado. Pon dentro la pechuga de pollo limpia y cúbrela bien. Deja macerar en el frigorífico durante 6 horas apróximadamente. Sácala, límpiala y córtala en láminas lo más finas posible. Colócalas en una fuente y riégalas con un chorrito de aceite. Reserva.

Pon agua en un cazo e incorpora las semillas de mostaza y 5 gramos de azúcar. Cuando empiece a hervir, cuece durante 5 minutos. Cuela y riega con aceite. Reserva. Por otro lado, pon la cúrcuma en un bol, añade un chorro de aceite de oliva y deja macerar.

Para los palitos de pan, mezcla bien la harina con el agua y la sal. Haz un cucurucho de papel dejándole un agujero fino en la punta, introduce la masa y sobre una bandeja con papel de hornear, haz palitos largos y hornéalos a 200 ºC durante 5 minutos.

Prepara 4 guarniciones: corta los tomates cherry por la mitad; haz bolitas de aguacate con la ayuda de un minisacabolas; aliña por separado las hierbas y los germinados con un poco de sal y aceite.

Para servir, con ayuda de una brocha haz una raya de aceite de cúrcuma. Coloca el pollo y la salsa de mostaza. Acompaña con las guarniciones. Decora con los palitos de pan y con la reducción de vinagre de Módena.

Consejo

El nombre "mostaza" proviene del latín "mustum ardens" que significa mosto ardiente. Este nombre se debe a que los romanos machacaban las semillas de mostaza y las mezclaban con mosto, ya que de este modo era como mejor se apreciaba el característico gusto picante de la mostaza.