Carnes

Receta de Crepes de pavo con salsa de pimienta verde

Receta de Crepes de pavo con salsa de pimienta verde

Autor:

Receta de crepes de pavo con salsa de pimienta verde. Unos crepes rellenos de pechuga de pavo y tomate con un toque de salsa de pimienta verde. Un plato apto para celiacos ya que los crepes se hacen con harina de maíz que no contiene gluten.

Ingredientes
  • - Para 4 personas:
  • 400 gr. de pechuga de pavo
  • 2 cebollas
  • 8 tomates secos
  • 250 gr. de harina de maíz refinada
  • 3 huevos
  • 1/4 l. de leche
  • 200 gr. de nata fresca
  • 1/4 l. de caldo de ave
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta negra
  • 1 cucharada de pimienta verde
  • perejil (para decorar)
Elaboración de la receta de crepes de pavo con salsa de pimienta verde:

Pica la cebolla y ponla a pochar en una sartén con un chorrito de aceite y una pizca de sal. Cuando esté bien dorada, pásala a un colador para retirar el exceso de grasa. Reserva.

Para la salsa de pimienta verde, pon a reducir los granos de pimienta verde, el caldo y la nata fresca. Sazona y deja que hierva a fuego moderado durante 8-10 minutos.

Para la masa de los crepes, casca los huevos en un vaso batidor. Agrega la harina, la leche, una pizca de sal y media cucharada de aceite. Bate hasta obtener una crema sin grumos.

Calienta un chorrito de aceite en una sartén. Vierte un poco de crema y extiéndela bien. Cocina el crepe por los dos lados y descarta el primero. Sigue haciendo crepes hasta terminar la crema (sin agregar más grasa). Deja que se doren bien por los dos lados.

Mezcla en un cuenco la pechuga de pavo picada, la cebolla pochada y los tomates secos picados. Salpimienta. Coloca sobre cada crepe una cucharada hermosa de esta mezcla, extiéndela sólo por el centro y cierra el crepe. Fríelos en una sartén con aceite.

Sirve dos crepes rellenos de pavo por persona y salsea con la salsa de pimienta verde. Decora con una hojita de perejil y sirve el resto de la salsa en una salsera.

Consejo

No es muy habitual encontrar pimienta verde, normalmente la venden en tarros de conserva. Pero si no la encuentras, puedes sustituirla por pimienta rosa, incluso negra.